martes, 22 de junio de 2010

As
God
as
my
witness
I´ll
never
try
to
be
modest
again.


1 comentario:

Elena Sánchez Vilela dijo...

esto, así tal cual como está, es perfecto para estamparlo en una camisa :)