lunes, 15 de enero de 2018

The Healthy Break Up Workbook

Con las buenas tardes, señoras y señores presentes. Qué lindo es saludar y ser saludado. ¿Saben qué no es lindo? Despertarse todos los días recordando que una vez más, te dejaron. Despertarse todas las mañanas sin fe, sin esperanza, sin ovarios. Me siento débil, triste, arrecha, fracasada, insegura, inservible, estúpida, pendeja y jodida. 

Mi break up plan siempre había sido el mismo. Tomar todas las noches y llorar todos los días. Sentarme en el borde de la cama, retroceder hasta la otra esquina y volver a envolverme como un tequeño porque no consigo las ganas de salir de ahí. Ni las ganas ni la fuerza. Envolverme como un tequeño esperando la muerte. Salir todas las noches a autodestruirme fumando, bebiendo y manejando, a propósito, para ver si un accidente me mataba y ver si así podía dejar de sentir tanto dolor. 

Lo más heavy es que en febrero iba a celebrar los 10 años del guayabo que casi me mata. Sobreviví de la mejor manera que pude, pero me hice muchísimo daño en el proceso. Hace diez años creí que se me había acabado el mundo. Es poético y patético estar en el mismo lugar una década después. 

Lo que ahora sí sé, es que no me voy a morir. También sé que no puedo activamente buscar un final trágico para mí, porque no vale la pena. I feel worthy of nothing, pero tengo que entender que es temporal. El valor de una persona no lo determina que alguien la ame. Ajá, pero si vales tanto por qué no te quiso? 

Cállate. No puedes decir eso. Puedes pensarlo pero no puedes decirlo porque no es verdad. Y en lo que lo pienses tienes que corregirte, porque no es verdad. No es verdad, no es verdad, no es verdad. You is kind, you is smart, you is important. Si lo dice Viola Davis tiene que ser verdad. You is kind, you is smart, you is important. 

Hay que entender que el fin del amor no es el fin del mundo. Para eso sirvió ese primer despecho y es una lección muy valiosa. Si eso no me mató, esto tampoco. Marica, sobreviviste a ti y a nueve meses y medio de buscar tu propia muerte, cavar tu propia tumba. Y tenías 22. You can do this. Nina de 42 dice que you can do this. Vengo del futuro y en el futuro estás viva y quizás hasta feliz. Todos los indicios apuntan a que feliz es posible. 

 Los planes, los sueños y las metas ahora tendrán que redirigirse, tendrán que ser otras. El foco tiene que ser otro, por mi bien. El foco tiene que estar en mí. En lo que sigo intentando lograr, que me frustra igual o más que una relación que no funcionó. 

Como dije, la otra funcionó. Me hice demasiado daño en el camino, no puedo repetir esto lo suficiente. El alcohol diluye el despecho pero la resaca lo potencia. No quiero llorar ni un día más de lo debido, no quiero perder amistades por no saber lidiar con mi dolor, no quiero insultar gente borracha, no quiero pagarla con gente inocente, gente que no tiene la culpa de que te gusten tipos profundamente complejos que quizás nunca te quisieron como tú a ellos y que si lo hicieron a su manera, pues su manera no te sirve. E igual, ya se acabó. Si había a amor ahí no fue suficiente. Tienes 32 años y tu amor no es suficiente para los dos. 

No quiero llamarlo, no quiero saber nada de él, no quiero cagarla insultándolo por haberme cagado la vida. No quiero saber si es genuinamente más feliz sin mí. No quiero saber porque me aterra la respuesta. No quiero saber que se consiguió a otra mejor. Más alta, menos intensa, menos inteligente. No quiero saber que puede ser feliz sin mí. No quiero saber. 

Sí quiero pero digo que no para irme convenciendo. Voy a necesitar creerme todo eso para poder ejecutar mi plan Despecho Saludable 2018. ¿Cómo se supera un despecho? ¿Cómo se acaba el desamor? No sé, pero creo que es hora de aprender. Así falles en esto de nuevo, mínimo tienes que intentar. Te lo suplico, Nina. Que, mínimo, intentes. No puedes hacernos esto de nuevo. 

I have a plan that I hope to follow through.

1. YOU GET ONE DAY 
Tienes un solo día para estar en la mierda. Un día para no quitarte la pijama, autoflagelarte, llorar, releer the Fault in Our Stars, ver Bridget Jones, releer las conversaciones de WhatsApp. Tienes un día de foso de mierda, tienes un día de revolcarte en tu cama sin conseguir la posición correcta para descansar. Tienes un día para odiarte a ti y a él. Tienes un día para escoñetarte. 24 horas is all you get. Tienes un día para no salir de la cama si no te provoca. Un día para lamentar y patalear. Un día para sufrir y buscar cosas que te hagan sufrir más. Puedes llorar 24 horas seguidas si te provoca. Es ideal si este día es un domingo. Tienes un día para no hablar, para ver Me Before You. Tienes un día para pensar en mil y un maneras de morir pero no puedes ejecutarlas. Tienes un día para estar en la mierda. Quizás empiece el viernes en la noche y termine el sábado, pero se organiza. Ni un segundo más de 24 horas, Nina. Plan ahead. 

2. PARARSE DE LA CAMA EVERY DAY 
Esto siempre es lo más difícil. Después de ese día de 24 horas, es obligatorio pararse de la cama todos los días. Qué vas a hacer cuando te pares? Gran pregunta. Pero no la puedes responder si no caminas hasta el baño. Pararse de la cama viene con una obligación extra. Salir de la casa. A comprar pan, a hacer ejercicio, a hacer una diligencia, a contar los huecos de la autopista. Tú decides qué vas a hacer. Tú decides si la salida es a volver a la vida o si es para existir como un ente que se mueve de punto A a punto B. Pero hay que salir. Hay que ver el sol. Todos los días de semana antes de las 8:00 a.m. y todos los fines de semana antes de las 12:00 p.m. Después de poner los pies en el piso vas a subir la mirada y ver el sol. El sol está ahí. A new day is in the horizon, dice Oprah. El sol sale todos los días, para todo el mundo. Incluyéndote. Resumen del paso: pararse de la cama, ver por la ventana y salir de la casa. Suena como tener que escalar el Everest, pero es obligatorio, no negociable. Has hecho cosas imposibles antes. 

Nota mental importantísima: el día que menos quieras pararte de la cama, es el día que más tienes que pararte de la cama. 

3. REMEMBER YOUR HOBBIES? 
Una mente ociosa es una mente que puede ponerse a pensar mariqueras. Lo que menos necesitas es tiempo para sobreanalizar cosas, para pensar de más. Usted necesita actividad. Siempre has querido hacer MMA, haz MMA. Siempre has querido volver a jugar fútbol, juega fútbol. Siempre has querido aprender caligrafía, haz caligrafía. Lo primero que puedes aprender a escribir es I fucking hate you, you fucking asshole. Lo enmarcas y te lo recitas todos los días como un mantra. En Coursera te quedan dos niveles de chino mandarín. Necesitas reinvertir tu tiempo. Que valga la pena la vida, marica. Que cada caracter de mandarín o cada pose de yoga sume algo. Que te aporte constructivamente para que al cabrón le de más rabia todavía perderte. No. Que te aporte constructivamente para que tú seas mejor, no por él. No gracias a él ni por culpa de él. No para demostrarle nada a él sino para crecer tú. Sería bueno siempre hacer más ejercicio, no solamente poque eres actriz y necesitas estar borderline anoréxica sino porque el ejercicio segrega endorfinas y si tienes endorfinas no te quieres suicidar, porque en teoría serás más feliz. Science, bitch. 

4. OLD HABITS, KEEP HARD 
Todos los días te vas a poner protector. Todos los días te vas a poner la crema de las arrugas y las bolsas en los ojos. Todos los días te vas a limpiar la cara. Todos los días vas a despertarte a trabajar. Así lo hagas todo sin fe, sin esperanza, sin poder ver que hay futuro. Todos los días te vas a cepillar los dientes y bañarte. Todos los días vas a hacer status estúpidos en Facebook. Todos los días vas a escribir algo. Todos los días vas a hacer un chiste. Vas a parir un chiste porque cuando menos tienes ganas es cuando más necesitas un chiste. Así no te rías, así sea con amargura y dolor, así sea con mocos corriendo hacia el labio. Un chiste. One joke a day. Para ti, para Facebook, para Instagram, para Twitter. Todos los días.  Todos los días vas a continuar la vida como antes y no le vas a decir a la gente que estás en la mierda. Vas a mandar correos sin tener que justificar tu irresponsabilidad. Ya no se vale, ya no es cuchi que una treintona esté paralizada del miedo y del dolor y por eso no haga todas las mierdas que tiene que hacer. Cumplir con tus obligaciones no es negociable. A hacer lo que hacías, aunque esta vez lo tengas que hacer con el corazón roto. 

5. YOU SHALL NOT WRITE 
No lo vas a contactar por ningún medio. No le vas a escribir ni llamar para decirle nada. No tienes nada que decirle. Él tampoco a ti. Si no puedes hacer eso, pues borras el puto teléfono. Lo cambias, lo renombras. De ahora en adelante su contacto es No Llamar Ni Escribir Dignidad, Nina. No te puedes cortar los dedos porque los necesitas. ¿Por qué quieres saber de alguien que no quiere saber de ti? No puedes escribir por Instagram, ni por Facebook, ni por mensaje de texto, ni email, ni WhatsApp. No le puedes escribir una carta y mandarla. Prohibido. No vas a mandar indirectas por Snapchat. No vas a usar stories para escribir mierdas pavosas que él vea. 

6. YOU SHALL WRITE 
Cada vez que quieras decirle algo, usa una nota en el celular y luego la borras. Usa el blog y llena Internet de sangre y lágrimas. Si lo vas a escribir, será en español, para que él no lo entienda. Si lo vas a escribir, vas a pensar dos veces antes de publicarlo. Si duele como la mierda, es porque está funcionando. No te quedes con ese amor ahí acumulado. No te quedes con ese dolor ahí rompiéndote el esternón. Drena, que eso sí sabes hacerlo. Puedes escribirle a tus amigas y contarles, puedes joderlas por un mes. Tienes un mes para ser monotemática, ladilla e incrustante. 30 días empezando hoy. Preferiblemente turna las amigas. Así tengas que echar el cuento 100 veces. Capaz ayuda. Capaz echar todo el cuento varias veces ayuda, si lo dices 100 veces el dolor se divide entre 100. El cadáver de tu relación será 100 veces menos pesado y todas tus amigas son más fuertes que tú. Y vas a escuchar cuando te hablan, porque ellas te ven mejor. Te conocen mejor y aunque te de arrechera que los consejos sean buenos y tú no hayas podido darte cuenta antes de lo que ellas te están diciendo ahora, vas a escuchar. Punto. Patalea todo lo que te de la gana, pero no te tapes los oídos. Escribe cartas con un fucking bolígrafo o, si haces el paso #3 bien, con un marcador de calígrafa. Como cuando el amor era más que un mensaje de texto con tres letras tipo "u up?" Ahora, agarra la puta carta y la quemas como Eliza Hamilton. Le cantas a la hoguera de tus sentimientos que you hope that he buuuuuuuuurns. Luego recoges las cenizas y las botas, porque de ahí nada bueno va a renacer. Aprovecha la hoguera y prepara una poción para que se te olvide toda vaina. Muy Hermione y mucha vaina, pero eres una bruja mediocre. You should know how to fix this potion already, pajúa.

Quizás si haces esto bien, la que renazca de las cenizas serás tú.  

7. NO MENTIR 
No vas a poner un collage marginal con mil selfies y en poses de gozar. No vas a montar en Instagram una colección de fotos yq felices para compensar que estás en la mierda. No vas a aprender a hacer duckface con dedos en símbolo de paz horizontal. No. Vas a ser leal a tu dolor y si ahora de la nada empiezas a montar fotos yq semidesnuda tripeando en la playa todo el mundo va a saber que estás en la mierda y que te odias. Además, te van a decir gorda en los comments y si él lee esa vaina y la entiende, ahí sí me lanzo por el balcón. No es que te vas a revolcar en la miseria, es que no vas a hacer como si estuvieras feliz. You gonna embrace the misery not overcompensate for it. No vas a jugar a los antónimos. 

8. OUT OF SIGHT, OUT OF MIND 
Borra las fotos. OK. Hoy no. Pero borra las fotos. Tienes quince días. 

9. FUCKITALL, 300 MG
¿Que no te llamó? Fuck it. ¿Que no ha aparecido? Fuck it. ¿Que eres infeliz? Fuck it. ¿Que lo extrañas? Fuck it. Fuck it all. Para todo lo demás, existe fuck that, too. Crees Nina Rancel, sinceramente, que ir a buscar lo que no se te ha perdido en Tinder va a servir para algo? Esta vez no. No creo, honestamente. Si sientes que te ayuda, hazlo. Pero when you don´t know, you know. Esta vez you don´t really know, so... No inventes. Necesitas vitaminas, vegetales y sentido común. No necesitas vergas. No importa que una vez más estés sola. No importa que una vez más se hayan derrumbado tus planes como todos esperamos que se derrumbe el chavismo pronto. No importa que tengas que lamerte las heridas como un gato. No importa que no veas luz. FUCK IT. No importa, ahorita. 

10. CORRECT DIRECTION 
It was like the magic drove inward and drove her mad, decían de Arianna Dumbledore. Bueno, yo no soy el único mago que Voldemort teme pero sí sé que love is magic. Sí sé que este amor enorme me está volviendo loca. Sí sé que cuando los cabrones que reciben mi amor lo aceptan y lo valoran, yo me quito valor. ¿Dónde pongo todo ese amor que se quedó acumulado aquí y que no tengo a quién dárselo? Lo tengo que transformar o conseguir un lugar nuevo donde ponerlo. No me cabe en las maletas que son mi clóset ni en el estacionamiento de la casa donde me estoy quedando. El amor tiene que repartirse. A ver, amiga, no tienes nada. No tienes al hombre de tu vida, no tienes autoestima, no tienes valor, ni ganas, ni fuerza. No tienes esperanza ni optimismo. No tienes nada de eso porque pones demasiado, porque das demasiado a gente ingrata. Lo único que te queda es amor, Nina. Cero merecido, cero proporcional, cero correspondido. Pero es amor y está ahí. Antes de que te vuelva loca a ti, te pregunto, Nina Rancel: ¿De pana no se te ocurre a quién darle ese amor? Es como la poesía, no es de quien la escribe sino de quien más la necesita. Tú necesitas ese amor más que nadie. Por favor dátelo a ti. Imagínate que eres como Ellen y sé buena contigo. No te digas bruta, no te maltrates ni te jodas. No te odies ni te irrespetes. No te castigues. Puedes ser bien bruta y bien loca, pero eso no hace que no merezcas amor. Convierte el amor que sientes por él en amor por ti. 

Evidentemente este post será actualizado para contar fracasos y progresos, también para agregar pasos que se me vayan ocurriendo. Por ahora, creo que haberlo escrito y tener las intenciones correctas son un paso enorme y estoy as proud of myself as I can be, considering eveything. 

2 comentarios:

Gabi A. dijo...

Nadie alega en su contra su propia torpeza. Decir "no me valoro" y después "yo valgo, yo doy, yo esto y aquello" es una contradiccion. En lineas generales, tienes mucho tiempo viendote de esa manera y es lo que reflejas. Saludos Nina, me encanta leerte.

Maria Antonieta dijo...

Cualquier medida extra ordinaria que te devuelva la posibilidad de creer y el deseo de existir sera valida. Dejar el ser en el adios del otro. Duele. Sera lo que decidas el unico camino posible. Pero si. Lo que resiste persiste. Se q oscuro puede ser. Asi que, Liberate.