viernes, 21 de diciembre de 2012

Confesión # 78

Soy quien soy por los libros que he leído. No por los que he dejado de escribir.

Hay una razón por la cual Chechi y Daniel no se siguieron publicando. Alguien estuvo interesado en comprar esa historia. ¿Soy una vendida? No. Siempre he querido publicar un libro y esa historia es lo más cercano que tengo a un libro más o menos bueno y más o menos terminado.

La verdad es que decidí no publicar con ellos porque me estaban ofreciendo tres lochas. Prefiero seguir escribiéndolo como recreo para el blog. La gente lo lee gratis y yo lo termino de escribir sin presión. Si eso genera suficiente revuelo como para ride that wave y publicar libros sobre temas contundentes e importantes como los retortijones de los unicornios, so be it.

Acabo de terminarme un libro de esos que te cambia como mujer y parte tu vida en dos. Es la mejor sensación del mundo.

Las mejores cosas que me han pasado en la vida han sido consecuencia de los libros que me he leído.

El primer día de snowboard comí nieve como pocas. Mis hermanos y primos se burlaron tanto de mí que me metí en snowboard school.

A partir de mañana I´m gonna be snowboarding in circles around them.

Soy la única psycho que pide un Caramel Frapp en Starbucks a 2º C.

Soy tan tan intensa y estoy tan pero tan convencida de que ésta es la vida que quiero y merezco tener, que en lo que postee esto me voy a Starbucks con la laptop a escribir allá.

Sólo porque puedo.

Quiero confesar que puedo no pensar en ti pero me gusta hacerlo.

Seguir esperando el grand gesture de quien nunca lo tendrá es una buena manera de perpetuar mi propia miseria and fuel my creative spirit.

O sea que no solamente sufro porque puedo, también sufro porque quiero.

Bueno, no sufro, me atormento un rato porque I have a blog that won´t write itself, you know?

Je veux penser en nous mais sais inconvénient. C´est pour ça que je pense en moi. Seulement en moi.

Amo la nieve. Diez días de nieve, más de eso creo que es de locos.

Había logrado dejar de fumar y lo agarré de nuevo.

El resultado electoral del domingo me entristeció profundamente. Mi burbuja de optimismo reventó de un golpe. Ante una señal así de contundente mantenerme en negación fue imposible.

Ya no sé si podemos salvar al país. Y si podemos, no va a ser solos. Que millones de personas se quedaran encerradas en sus casas paseando a los perros o lavando los carros como un domingo normal, me parece inaudito. Con tanto que se iba a perder. Con tanto que se perdió.

Todas las ciudades tienen sus olores. Denver olía muy parecido a New York. O de repente es que tengo tantos años sin visitar NY que se me olvidó como huele.

The Hunger Games en mi cabeza, duró dos libros. El tercero me pareció horrible.

When you save a life, you save your own.

Este año conseguí el balance. I was free but responsible, careless but aware, smartmouthed but respectful, happy but grateful.

Me gustaría recordar cuándo fue que me convertí en esta absurda suma de inseguridades.

Si lo consiguiera, could I change it? Would I if I could?

Lo que pasa es que no sé si todos esos nervios y dudas le aportaron algo a mi personalidad.

Creo que fue estudiar con Elia.

Se le fue la mano.

Y a mí también. Por dejarlos.

Las opiniones pesan. Las negativas también. Me cansé y dejé que me afectaran y ahora pago las consecuencias todos los días.

Los días que me fue bien en el panel fue gracias a la cantidad de horas de trabajo invertidas en elaborar los chistes.

Los días que me fue mal usé la misma cantidad de horas. Mira tú, lo que es la vida.

A veces negra
A veces co-lor-ro-sa
Así es la vida

Elefante by #NinaCantarina

Como en casi todo lo demás, when it comes to comedy, me sé la teoría pero la práctica me confunde.

El otro día casi me arrecho porque una niña me dijo que había leído EL James Can Suck It y no le gustó porque "EL James escribe mejor". No me arreché porque una persona que crea que EL James es buena escritora o que escribe mejor que yo (que no lo soy todavía) no tiene criterio and you just can´t blame them.

Tengo muchas páginas que leer y que escribir todavía para considerarme an actual writer. No voy a ser tan irresponsable y tan arrogante.

Por ahora, soy una blogger.

Con orgullo, además.

4 comentarios:

chalyvera@gmail.com dijo...

Por aca la palabra arrecha significa cachonda, ¿por alla, tambien?

Marialcira dijo...

buehhh por aca la "estalqueadora" te sigue leyendo y queriendo mas capitulos!!! 50 sombras es una mierda y lo q tu escribes va buenisimo!!! cariños y disfruta la nieve!

Nina dijo...

Jajajaaj! Lost in translation Chaly. No, en Venezuela arrecha significa brava o molesta jejeje

Mario dijo...

Awww, sabia que habia una buena razon para que dejaras de escribir.