viernes, 7 de enero de 2011

Confesión # 54

No entiendo la función de un Tumblr ni la diferencia que tiene con un blog. Yo sé, es mi culpa no la de Tumblr.

Me fui para la playa tres días. Solamente hizo sol el primero. Los otros dos eran tipo tormenta Hollywoodense.

Ese día me instalé en la silla y me moví muy poco. Tengo el lado izquierdo más quemado que el derecho.

No puedo creer que sobreviví el fin de semana.

No he aprendido a controlar mi ciclo hormonal. Estoy segura de que con práctica se puede.

Estoy tomando menos Nestea que nunca. Sólo un vaso diario, máximo dos. Y para sentirme mejor al respecto-como una trampa psicológica que reafirma mi adicción-me tomo dos vasos de agua por cada vaso de Nestea que me tome.

Cuando quiero llorar, yo lloro.

Durante los últimos seis meses me han llamado señora en varias oportunidades. Nada me da tanta arrechera como eso.

Bueno, sí, escuchar a Chávez.

El otro día en la playa iba fumando a buscar más curda y una chama ni un día mayor de 19 gritó, señalándome: "mira, esa niñita está fumando." No más arrechera señorial.

Me parece un misterio cómo hay chavistas radicales estudiando en la UCV. No creo que la universidad sea la falla.

Cuando no hay nada que decir, es mejor no ponerse a inventar. Funciona en la radio y funciona bloggeando.

3 comentarios:

Michelle Durán dijo...

LO DE " SEÑORA " SÍ QUE ES IRRITABLE . NINA , POR CIERTO.. ¿ FUMAS GANJA ?

Mariale divagando dijo...

No me molesta que me digan señora (me ha pasado un par de veces), pero sí me resulta extraño, considerando que por lo general tengo que mostrar la cédula pa' que me crean que soy mayor de edad...

Nina dijo...

No, Mich. Sólo cosas legales.

Claro, Mariale, ahí está el punto. Es un peo que me vendan una caja de cigarros si no tengo la billetera, entonces cuál es la contradicción? Doñas y mesoneros del mundo: organización, por favor!