martes, 5 de febrero de 2013

Prohibido masticar - updated


Sí es verdad que empecé a hacer ejercicio hace burda de tiempo regularmente. Sí es verdad que de vez en cuando en vez de comerme tres platos de paella me como dos. Sí es verdad que esta cruzada en contra de la morsa de mierda que fui por culpa del mía y del Yunque está siendo peleada. Pero la verdad es que no he terminado de entender que el ejercicio te lleva hasta un punto y después de eso los cuadritos se sacan con dieta. 

Lo lógico y lo coherente hubiera sido hacer dieta moderada e ir poquito a poco mejorando mis hábitos alimenticios hasta el día que pudiera jugar a la vieja en un built-in tablero en mi barriga. Pero por estos lares la lógica es escasa–ver en Google "Asamblea Nacional"–y de coherente tengo lo que tengo de alta, decidí saltarme todo lo gris y empezar en el negro. 

Por las próximas 72 horas está prohibido masticar. Empiezo un cleansing con unos jugos que se llaman JuCleanse. Son seis jugos diarios, desayuno-merienda, almuerzo-merienda, cena-merienda. El reto es no comer nada sólido entre cada jugo. Me imagino que habrá gente que se sale, porque el shock de no masticar debe ser muy fuerte. El shock de no sentarme a comer sé de entrada que me va a pegar. Eso sí,  estoy demasiado diespuesta a meter a mi gordita interior en cintura y como yo soy una tipa que este año ejecuta, la voy a doblegar. 

Como sea, even if I have to silence and choke her with juice.

El cleanse que hice duró tres días y nunca me salí. Vencí a mi gordita interior y estoy demasiado orgullosa de mí.

Logré terminar Jucleanse porque estuve verdaderamente full de cosas que hacer los tres días. Si tienes mucho tiempo libre y no tienes oficio mi recomendación es que busques otra fecha. Los jugos son caros, pero funcionan. El primer día en el corre la pasé muy mal, pero el segundo día fue el peor. Las ganas de morder y masticar y la ansiedad fueron mis peores enemigos. No pasé tanta hambre como me dijeron que iba a pasar, fue más la vaina psicológica de no sentarme a comer, de no picar la comida con cuchillo y tenedor.

Sobreviví un almuerzo en mi casa, una cena de trabajo en un restaurant chino y unos profiteroles de la Mozart. Si yo pude, cualquier puede. Si yo pude, hasta el Ñoño del Chavo del 8 lo logra. De bolas, 99% del tiempo quise enterrar la cara en esa torta pero tuve que sacar la fuerza para salirme de la cabina a como de lugar. Como quien termina con un tipo que sabes que no es bueno para ti.

El día más jodido fue el dos. Una vez sentí que me desmayaba, me tomé una manzanilla (una de las pocas cosas que puedes tomar que no sean los jugos del coño) y listo. Tomé muchísima agua porque me obligué a hacerlo, eso me calmaba la ansiedad y sentía que algo ocupada mi estómago.

Si quieren contactarlas: @juCLEANSE o jucleanse@gmail.com. Yo sí digo que vale la pena. 

1 comentario:

chalyvera@gmail.com dijo...

Ayunar una vez al mes es saludable, solo agua.


Besos