martes, 21 de mayo de 2013

Confesión # 82

Estoy triste y creo que no tiene nada que ver con mi ciclo menstrual ni mis hormonas.

Nunca me he hecho la keratina ni un desriz porque me gusta mi pelo.

Nunca me he tatuado aunque sí he estado tentada a hacerlo, pero mi profesión no me permite hacer cambios tan permanentes a mi cuerpo.

Si alguna vez me ofrecen un papel tipo Bridget Jones voy a pasar todos los meses de rodaje pensando en cómo adelgazar los kilos.

El capítulo final de The Carrie Diaries debería ser cómo le jodieron la nariz a Carrie porque no me jodan que la de la chamita es la misma que la de Sarah Jessica Parker.

Renunciar a la radio fue liberador, pero ya me estoy empezando a aburrir en mi casa todos los días.

Siempre consigo la manera de meterme en proyectos en los que creo un mundo y que me hacen feliz como artista pero en los que nunca hay real.

No he debido comerme esas tres arepas de cena, pero tenía mucha habre y estoy harta de los putos vegetales al vapor.

Creo a todas las jevas del fitness habría que decirles que en un país donde no hay Harina PAN es bien jodido conseguir semillas de alforfón, harina de quinua y cualquier otra semilla que sólo ellas conocen o inventan.

Cada vez me da más miedo salir a la calle.

Mi carro tiene 10 días estacionado. No había hecho nada para repararlo por flojera, pero ya mañana me encargo.

Pasé de ser una galla con la vestimenta deportiva (el mono más ancho y la franela XL más ejjjperrujía) a ser la tipa de los shorts inmorales. Me estoy yendo trotando al pole desde mi casa y me da flojera cargar un bultico.

Creo que a pesar de todo, las monjas estarían orgullosas de mí.

Acabo de descubrir Google talks y lo que hago es darle repeat a la de Tina Fey, mi personalidad es demasiado viciosa.

Por eso nunca he probado la marihuana ni Angry Birds ni Candy Crush.

Me gusta la palabra condescending y turquoise. 

Tenía tiempo sin escuchar Wicked y ahora tiene dos días en repeat.

Quiero interacciones más profundas y más significativas.

Sé que no me va a gustar esa película solamente porque no quedé y porque no puedo ser objetiva.

Eso es algo que quiero cambiar de mí y en lo que estoy trabajando.

3 comentarios:

Ale Lovera dijo...

Joder, en la Candelaria sí hay quinua. Todo es cuestión de buscar, y buscar bien.

Messerto dijo...

Creo que todos somos un poco freak obsessed... Bueno... Yo lo soy :/

*Mari dijo...

¿Te leíste "The Carrie Diaries"? No pude ver la serie porque no quería que me decepcionara, el libro me gustó.