domingo, 9 de julio de 2017

Confesión #104

No soy una tipa balanceada. Quiero ser balanceada, como la alimentación de Sascha Fitness.

Me rindo muy rápido a veces.

Ya no comparo mi camino con el de las demás. Ya entendí que ascender meteóricamente no significa que vas a permanecer arriba. Ya entendí que ellas son ellas y yo soy yo.

A pesar de lo duro que ha sido, de verdad no lo cambiaría por nada.

Ya no peleo en Twitter ni Facebook. No cazo peleas ni corrijo ortografía como una maldita porque no todo el mundo tuvo acceso a la educación que yo tuve.

Cuando sí lo logre, cuando sea famosa y tenga más dinero del que yo necesite, del que mis hijos, nietos y bisnietos necesiten, mi dinero lo usaré para educar a gente que no tiene con qué educarse.

No tengo las bolas para publicar mi libro porque me da miedo gastar plata imprimiendo cosas que nadie quiera comprar.

Últimamente he tenido días muy buenos y sólo sé enfocarme en los malos porque soy estúpida.

Quiero echar nuestro cuento y no tengo el vocabulario para hacerle justicia.

Quiero ser María Gabriela Chávez cuando el año que viene escriban el guión de la tragedia que fue el chavismo para mi país. O Lina Ron, que era una delincuente.

Le sigo chanceando a Capriles cada vez que puedo por todas las redes.

El que se cansa pierde, cuchis.

En eso no me he rendido, ni me rendiré.

Me da lepra en los ojos cada vez que alguien usa colocar en vez de poner. No son necesariamente sinónimos y no entiendo por qué se puso de moda.

La batalla por el pelo es librada todos los días. Soy consecuente con mi sifrinismo.

Los videos de los escraches a chavistas o bolichicos alimentan mi odio y me ponen de buen humor.

Tengo pesadillas con que me pasan chavistas prominentes cerca y nunca los reconozco. No escrachearlos me quita el sueño, literalmente.

He hecho cosas muy estúpidas en el nombre de conseguir a quien amar.

He esperado suficiente.

6 comentarios:

Galván dijo...

Me gustó la colaboración que hiciste con La Pulla. El primer video realmente bueno que veo de ellos. Esta vez se tomaron el tiempo de investigar y contrastar información más allá de gritar y gritar con ánimo efervescente. A pesar de sus pecados el periodismo tiene unos principios y hay que respetarlos, más ahora con las nuevas tecnologías donde cualquiera puede salir a publicar algo, o donde los medios digitales denotan mediocridad poniendo como excusa la inmediatez. Como periodistas no se nos puede olvidar que nos debemos a la gente. Nuevamente felicidades, Nina. No conozco tu trabajo pero me pareció adecuado tu desenvolvimiento ante la cámara. Un gran saludo.

Brunella Piccionello Hoffmann dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Brunella Piccionello Hoffmann dijo...

Pues creo que debes invertir el dinero En publicar tu libro porque creo que mucha gente como yo lo compraría :) Eres una chama real y eso engancha!

Cesar Cardenas dijo...

Tu libro debe ser interesante, cada libro publicado es un mundo impresionante, que te lleva a sitios que no imaginas, eso claro, lo debes saber, con Harry Potter lo aprendí, no lo leí por iniciativa propia, mi hija que es una Fan incondicional de J.K. Rowling me lo mostró por primera vez hace muchos años y me atrapó, hoy tenemos la colección completa en varios idiomas.... quizá pase lo mismo con tu libro... puede atrapar a alguien y ahí ya valió la pena

El rincón de las sombras Official dijo...

Me fascina la forma en la que articulas las palabras para hacer sentir tu espíritu rebelde, abierto a nuevos horizontes personales, además dispuesto a luchar con entereza por tu patria, tus derechos, por tu libertad.

La idea de un libro no publicado es atractiva, pero a la vez peligrosa, puesto que, puede colocar en riesgo las historias o anécdotas que a muchos pudiesen inspirar. Te invito a lanzarte, a compartir con el mundo literario tu fragmento de galaxia, pues quizás allí, justo en el desencuentro del relato, descubras a esa escritora a la que tanto temes, aguardando con ansias de libertad en el corazón de aquella literatura rebelde, soñadora e inquieta.

Admito que tengo intensiones de conversar contigo y compartirte los bocetos de mi galaxia, pero dudo que respondas a mi pretensión. De igual forma, si algún día lees este comentario, recuerdalo por una sola cosa...

No te quedes callada y expresa tus sueños más profundos agitando siempre la bandera de la libertad.

Ricardo Torres dijo...

Yo no sé lo que signifique ser un tipo "balanceado"; no conozco de equilibrios. Si acaso he de tener una idea, será que he nacido Libra y aún así, me he inclinado más a uno que otro lado.
Probablemente compraría tu libro si te atrevieras a publicarlo. Si te aventurases a invertir, sin saber si gustará a alguien, ¿por qué no he yo de aventurarme al gozo o al tedio? Everything in this life is a gamble, right?
Respecto a tu lepra ocular lingüística circunstancial, mi consejo como médico es consultar a un oftalmólogo o a un representante de la RAE.

Pd: No soy venezolano, no soy mujer, pero mido 1.75 y tampoco tengo tetas. Solidarity! ✊