miércoles, 24 de octubre de 2007

Yo Quiero Escribir Un Libro

Yo amo los libros. Amo poder estar en otra parte por 100 páginas. Así se mide el tiempo cuando lees. Amo poder ser otra persona por 200 páginas. Así se ve transcurrir la vida también cuando lees. Aunque sea una vida prestada y con longitud definida por la rápidez o lentitud de mi lectura, la cantidad de páginas del libro en cuestión, de mi disponibilidad de tiempo, y de mi presupuesto estudiantil.

Siempre he dicho que si me va bien en NYC voy a coleccionar primeras ediciones de todos los libros que han cambiado mi vida. Porque aunque adoptar la mayor cantidad posible de huérfanos africanos sea un acto noble, no me voy a engañar: yo sería una pésima madre. Por lo menos, con certeza, puedo decir que a mis libros los cuidaría como una Carmelita Descalza cuida a sus enfermos. Not so much with the children part.

Si yo fuera un libro sería una primera edición. Páginas viejas, marrones, de esas que huelen a guardado, con carátula de cuero morado y el título en dorado. De un autor atormentado, joven, criticado y pobre durante su época. Como la mayoría de los grandes escritores fueron mientras vivían. Como todos nos sentimos mientras vivimos. Porque, honestamente, dime tú ¿quién no se siente atormentado, criticado y pobre en algún momento de su vida?

Mi problema es el siguiente: por culpa de leer tantos libros y ver tantas películas, la siguiente frase está incrustada en mi cerebelo, mi hemisferio izquiero y en el derecho también, y no consigo sacarla de ahí:

"To write well you have to write about what you know".

Y qué coño se yo de la vida? Qué puede ser divertido o entretenido en la vida de una pobre veinteañera en Caracas? Qué puede ser lo suficientemente cautivador como para que alguien le compre un libro a Andreína Rancel? Qué se yo de algo ? YO NO TENGO NI PUTA IDEA! Aunque viva la vida queriendo pavonearme de lo contrario y aunque me despierte todas las mañanas creyendo que tengo a Dios agarrado por la chiva, yo no tengo nada que decir. Yo no sé nada... de nada.

En Amazon debe haber no menos de 1000 libros de una pendeja parecida a mí que se fue a NYC a tratar de ser actriz, modelo, cantante, escritora, directora de cine, artista plástica... es una trama, claro, una trama potencial, pero una trama usada por miles y miles de personas en el mundo. "Lo que pasa es que hay temas que son universales Nina"- dirás tú, uno de mis pobres amigos que se siente obligado a leer esta pendejada de blog-. Y yo te respondo: el problema con los temas universales es su universalidad. Y que hay gente que los conoce, experimenta y cuenta mil veces mejor de lo que yo podría soñar con hacerlo en mil vidas. Yo no quiero escribir un libro para que mi mamá y mi papá compren todos los ejemplares publicados, sólo para que yo me sienta bien con mi mediocre opera prima.

Yo quiero ser Anna Frank. Yo quiero ser William Fucking Shakespeare. Yo quiero ser JK Rowling. Yo quiero ser Vargas LLosa. Yo quiero ser García Márquez. Después de leer libros como esos, libros que cambian tu vida, necesitas unas bolas prestadas hasta para sentarte en la computadora a redactar un trabajo de la universidad.

Eso sí, si alguna vez llego a escribir un libro bueno y la pego del techo post mortem, nadie podrá decir que, en vida, Andreína Rancel no era una escritora atormentada. Y lo considero un buen comienzo.

6 comentarios:

eusucre dijo...

Me encantó este post!
Te dejo algo q una vez oi y ya ni me acuerdo que quién:

¨Escribe, no te sientas intimidado por Vargas Llosa o García Marquez... acuérdate que ellos sentían lo mismo por Shakespeare y Homero¨. (algo así)

Bueno galla!
tq!
Una amiga q no te llamara para criticar a Dumbledore porque está completamente de acuerdo contigo!

Beatriz E Moreno dijo...

NINA!!!!!!!! bueno!!! yo por el contrario soy demasiado LOOSER!! jajaja que si empeze a escribir mi libro!! voy que si por el primer capitulo! pero bueno es algo asi como que a life tiiem book de como me cambia la percepcion de la vida mientras pasan los anos, pero Claro para uqe sirva tengo que escribirlo con el pasar de los anos! por aquello de la verasidad!! pero bueno!! En verdad como dice EU No te intimides!! porque de pana que de todos modos We will probably not be Famous writters until we die! ;)

Laura Strazzaboschi dijo...

Marica, hace años que no leia tu blog por falta de tiempo. Que mierda. En fin. Despues del comment de us voy DIRECTO A LEER EL POST DE DUMBLEDORE! JAJAJA. Y sobre este post, tambien me encanto. Sin embargo te comento que no se pq tengo una weird idea en mi cabeza de que no hay TANTA gente que escribe. Mas bien pienso que no hay suficientes. Que escriban bien, por lo menos. O que tengan los contactos y publicistas lo suficientemente bueno como pa convertirse en alguien... En fin, es una discusion larga que ahora por ser domingo me da ladilla elaborar (por primera vez esta puta semana puedo esta echada en un sofa frente a mi comp). Te quiero!

Carlos Huerta dijo...

u do know things. its good to think u dont know anything but dont stop there. think about what you do know. i recommend you to start reading books about reality (if you dont already do so). what are books about reality? history, philosophy, current events... thinking about reality gives you a better persepective on what you can write about. asi hizo el de lord of the rings y la de harry potter, tienen un real historical knowledge de maravilla.

i think you are a good writer, u could make a big difference if you start writing now and never give up

Guzz Lightyear dijo...

Yo quiero ser Cortázar o Benedetti.

Me encanta este toche blog.

Saludos.

Kelly Zuluaga dijo...

Echale bolas. Seguro en cuanto lo escribas, lo publiques, obtengas críticas decentes de escritores de verdad y vendas miles de ejemplares saldrá alguna niñita pseudo intelectual, chica e! frustrada, locutora de emisora mediocre y crítica de mentira fanática de Twilight que te acusará de intensa de mentira, que dirá que tu libro es un pedazo de crap, así el único criterio que utilice para emitir su sabio comentario sea el referente a lo poco que cree saber de ti, porque de leerse el libro, de entender de que va, de quitarse el prejuicio, nada de nada.
Incluso podría ser que, en el futuro, la única persona que de verdad pudiese haber estado interesada en editarle el libro a esa niñita pseudo intelectual que habló tan mal de ti seas tú, pero entonces te acordarás de lo que dijo de ti y evitarás llamarla por teléfono aún teniendo el número, por puro orgullo, por puro egoísmo, por pura estupidez.
Tranquila, Nina.
Ese momento llegará.
Será agridulce, pero extraño.
Allí serás una escritora de verdad.

Bite.