sábado, 16 de febrero de 2008

Welcome To My Guayabo.

Todos saben que yo me vivo quejando de que los hombres son una mierda. Una MIERDA. Pero tú te salvabas. Tú, para mí, siempre estuviste excluido de eso. Tú SÍ eras diferente. Y todos los que te conocen lo saben y lo dicen... me lo dicen. Hoy no vengo a mentir, no vengo a mentarte la madre porque nos robaste lo que soñábamos tener, no vengo a explicar mis acciones pero ciertamente no voy a justificar las tuyas. Estoy aquí sólo porque necesito salir de mi cama.

Ahora que se acabó, que se que esta vez sí se acabó, me quedo peor que nunca. Porque tú y yo hemos terminado mil veces, porque han habido otros hombres y otras mujeres aunque siempre volvamos al otro, porque me siento muy impotente sabiendo que nos amamos pero no podemos estar juntos. Porque esta vez no hay esperanza y no se tiene nada si no se tiene esperanza o la certeza de que hay un mejor mañana. Porque esta vez me pregunto de verdad, ¿dónde coño voy a conseguir alguien como tú? Que me ame como tú o que yo ame así. Es verdad, Nueva York estará ahí siempre y ese Oscar es mío como me llamo Andreína Rancel. Pero con un Oscar o con Nueva York es difícil acurrucarse en la noche. Un Oscar no te puede cargar como a una princesa cuando te duele o el pie, o sencillamente te da ladilla subir las escaleras hasta el cuarto. Nueva York no puede cocinarte. Un Oscar no puede consentirte. A Nueva York no la puedo consentir.

Quiero que sepas que te amo como nunca y para siempre. Nada que hagas puede cambiar eso. Pero esta vez tengo que decir "hasta aquí". "El tiempo lo cura todo" siempre dicen por ahí. Pero me paso por el culo al tiempo. Porque más de una vez nos pedimos un tiempo, porque siempre pensé que con el tiempo te ibas a dar cuenta de que era yo, siempre fui yo y no era ella. Porque con el tiempo iba a conseguir que todo el mundo me aceptara y respetara como tu novia. Esas veces el tiempo funcionó. Para esas veces el tiempo fue maravilloso. Pero el significado del tiempo ahorita es que te vas a casar con una extraña y yo me voy a parar en mi capilla de Las Vegas, con unos bluejeanes y zapatos de goma y medio litro de ron en las venas a casarme con mi coprotagonista sólo para obtener más media coverage. Eso es el tiempo para mí ahorita. ODIO EL PUTO TIEMPO. El tiempo no me va a curar. Esta vez no tengo esperanza de que el tiempo me cure. No lo veo posible.

Tranquilo, the irony was not lost on me: la jeva más positiva del mundo, a la que The Secret le pareció bullshit por el sencillo hecho de que ella siempre ha sido así, no cree en el tiempo ni en la esperanza. No cree en la posibilidad de conseguir o experimentar un amor como el que nos teníamos. Porque sabe que un amor como ése no va a haber más nunca, porque no está en ella amar ciegamente como por única y última vez amó al destinatario de este post y nadie está tan loco como para llegar a amar a la plasta de mierda de persona en la que ella se ha convertido.

Jamás pensé que se podía sufrir así. Por mi arrogancia y porque odio llorar, nunca contemplé la posibilidad de tener en verdad que pasar una semana en posición fetal. Jamás pensé que podría no comer por falta de voluntad para hacerlo. Eso sí, me he quitado 5 kilos en una semana y me he mantenido, gracias por eso. Jamás pensé que se podía llorar tanto. Ni cuando se murió Jorge lloraba yo así. ¡Jamás pensé que no iba a querer salir! Fin de mundo. Jamás pensé que había espacio en los rincones desesperados de mi ya muy pervertida cabeza para volverme más loca todavía. jamás pensé que un dolor emocional podía tumbarme. Pero claro, como jamás pensé que ninguna de esas cosas eran posibles también pensé que nunca me iba a enamorar y conseguir que alguien se enamorara de vuelta.

Me voy sin consuelo, es verdad... pero me voy con dos cosas grabadas en la cabeza. Me regreso a mi cama con el corazón vuelto mierda pero con esas dos frases que me parten el alma ahora, pero que tanto te repetí y seguiré repitiendo al que las quiera oír o al que las escuche o las lea accidentalmente: recuerda que siempre has sido y por siempre serás el único y gran amor de mi vida. Quiero que sepas que hoy, más que cualquiera de las otras veces, te amo para siempre y como nunca.

Mira vale, sí era verdad lo que tanto me repetían por ahí. Sí, es verdad que cuando se llega a amar, se ama para siempre.

8 comentarios:

Beatriz E Moreno dijo...

Andre!! te entiendo demasiado he estado en esa situación! duele MUCHO!! MUCHO!! sobretodo la ansiedad y el hueco en el pecho son LO PEOR! es como que si tu cuerpo se apaga y solo queda el dolorcito en el PECHO! pero bueno amiga algo si te digo, yo no se si se pasa, pero por lo menos se aprende a vivir con eso de tal manera que parece que ya no lo sientes. Todo vuelve a la normalidad y lo que te queda el es miedo de volver a pasar por algo asi! PERO TRANQUILA!! que todo pasa!! y TU eres la única que determina cuanto tiempo vas a estar ASI!
TQ!

Mckey dijo...

cursi no!!!...crudo!!!...buen blog

Un Reve dada dijo...

You are down but not out and far from done.

Pimpi Castro dijo...

demasiado arrecho.

eusucre dijo...

tenia tiempo con todos los blogs abandonados y vengo a encontrarme con esto...
tq galla! y no hay consejo q pueda darte si no ofrecerme a oirte cada vez q quieras...

Or@ dijo...

Que arrecho, es que como dice Maitena: "no todas las mujeres somos iguales pero nos pasan las mismas cosas". Y tampoco todas sabemos escribirlo como tú.
(Eso, eso es dolor de alma)

mariana dijo...

lo de Jorge estuvo rudo...
entiendo demasiado la comparación..
te quiero flofli! Todo cambia y cambiará! c'est comme ça

PebbLes dijo...

mierda increiblemente arrecho!