miércoles, 26 de marzo de 2008

Confesión # 8

Mi palabra favorita es oximorónico. Nunca sé dónde estacioné el carro. No me gustan los llaveros de niña, esos que guindan con piedritas. Prefiero tener un destapador y una linternita de llavero. Soy muy descuidada. Nunca me pongo cremas. No me sé vestir ni combinar. Siempre se me olvida lavarme la cara antes de acostarme a dormir. O a veces no lo hago por flojera. Amo la sociología. Quiero bailar y actuar hasta el día que me muera. Quiero ser como Samantha. Quiero ganar 20 mill. de los verdes por película. Voy a ganar 20 mill. de los verdes por película y 5 premios Oscar. Estoy obsesionada con Harry Potter. Estuve obsesionada con Servando y Florentino. La gran tragedia de mi vida fue lo de NYU. Richard, mi agente, se ha convertido en el hombre más importante de mi vida. Admito ser impaciente. Soy demasiado impulsiva. Soy culpable de vivir la vida que me da la gana. Juzgo antes de tiempo. Soy demasiado exigente conmigo misma. Soy demasiado exigente con la gente que me rodea. Soy demasiado fiel. Más fiel de lo que debería. Lo amé con locura y pasión. Lo extraño. Soy adicta al Nestea, al cigarro, a las Oreos, al Mc D´s, al sushi, a los libros y a las película. Juzgo mis fines de semana según la cantidad de rones bebidos. Cambio de vino favorito todas las semanas. Esta semana es Altos Las Hormigas. Bailo tango, flamenco, tap, danza árabe, jazz, hip hop, salsa de casino, salsa puertorriqueña y breakdance. Ninguna de esas la bailo perfecto. No puedo esperar para ir a NY. Todos los días me levanto deprimida porque no sé qué es lo que me ha atado tanto a este país. Soy mucho más egoísta de lo que creí. Mi color favorito es el turquesa. Después el morado. Pero primero el turquesa. Nunca en mi vida me he robado nada. Quizás un yesquero por accidente. Pero nada de una tienda. Un día de estos lo tengo que hacer (así sea una chapita) para sentirme peligrosa. Me encanta sentirme peligrosa. Amo ser una cuaima. Creo ser más misteriosa de lo que soy. No sé decirle que no a mis amigos. Ni amis amigas. No soy celosa. Ni posesiva. A veces, sólo para no pelear porque no soy celosa hacía comentarios de celosa sólo para que no me lo reclamaran. La primera vez que me dijeron te amo dije gracias. Sigo pensando en ti como The One Who Got Away. Siempre me repito que tarde o temprano él caerá. Me gustaría ser sexy. Algunos días me gustaría estar buena. Amo el fútbol. Ya nunca juego fútbol. No sé perdonar. No sé pedir perdón. Amo a mi mamá. Hoy más que nunca. Extraño a mi papá. Hoy más que nunca. Mi perfeccionismo se ha convertido en both a blessing and a curse. No me gustan las flores. Amo disfrazarme. No soporto los errores ortográficos o de redacción. Tengo un sexto sentido que puede detectar cuando algo en una valla o en una página va a estar mal escrito. Siempre los consigo. Hace 5 años quería operarme los cocos. Ya no. Amo los tacones, pero ya no los aguanto como antes. Por muchos años odié mi tobillo. Quiero el sentido de estética y la creatividad de Eugenia. Quiero el sentido del humor de Marval. Quiero la calidez de Chiqui. Quiero el dinamismo de Laura. Quiero la sensatez de Maialen. No quiero casarme. No estoy segura de que tener hijos sea para mí. Voy a ser demasiado famosa. Voy a seguir escribiendo hasta que se me dejen de ocurrir cosas. Amo la poesía... y no se me ocurre más nada!



Gracias a Debora por confesarse. Le pido perdón a Debora por robarle la idea.

6 comentarios:

La Perfecta dijo...

Yo sí se perdonar -más de lo que debería, de hecho- y moriría por bailar tango... me dices dónde puedo aprender?
Además tampoco soporto ni las flores ni los errores ortográficos!! No quiero casarme y dudo sobre tener hijos... finalmente, también mido mis fines de semana por la cantidad de alcohol consumido
Como que seguimos confirmando que todas las mujeres SÍ somos iguales :S
jeje

Un abrazo!

Carlos Huerta dijo...

La palabra "oximorónico" me gusta mucho también. Siempre pienso decirla cuando hablo con gente pero me freno y digo "contradictorio" para asegurarme que me entiendan y no sonar pomposo. También me gusta en Inglés porque suena como si estuvieras diciendo tonto: "moron" "oxymoron"...
También odio los errores ortográficos... en este mismo posting te faltó ponerle la "s" a películas:
"Mc D´s, al sushi, a los libros y a las película."

I liked this post

eusucre dijo...

No me sé vestir ni combinar... jejeje esa fue una de las primeras cosas q me dijiste el primer dia q fui a tiu casa

no se me olvida¡

Débora Ilovaca dijo...

Jajajajajajajaja.

Yo también me acuerdo de "No me sé vestir ni combinar". Me lo dijiste que si en primer o segundo semestre, mientras íbamos en el ascensor de una imprenta. ¿Lo recuerdas? Nuestro equipo era: Us, Marval, vos y yo. Jajajajaja. Teníamos que visitar una imprenta. Ese día tenías una camisa de leopardo :) Y creo que estabas medio borrachina por la rumba que te habías pegado el día anterior en LeClub.

Diox, qué memoria!

Disfruté mucho este post. Es demasiado fino hablar de uno mismo. Sí, somos egocéntricas, ¿y qué?

Lov U,
D.

Laura Strazzaboschi dijo...

Qué bello post. Me lo voy a copiar tanto, que les pediré perdón a las 2. A Débora y a ti.
(And I want your courage!)
Im proud of you bitch. Te amo!

Laura Strazzaboschi dijo...

PS Yeah, Im back to writing. Not yet a toda mecha, pero Im slowly coming back... jejeje