sábado, 22 de marzo de 2008

Sí, Me Gustas... ¿Y Qué? Vol. Aquí Vamos De Nuevo.

Hola. Cómo estás. Sí, esto es para ti. Para ti que no sabes con certeza si es contigo, aunque lo presientas o lo sospeches.

Es un poco preocupante estar escribiendo un post muy parecido a uno que tiene casi un año de antigüedad. Sobretodo, porque aquella vez por lo menos logré pasar unos meses en denial. Esta vez no es así. Esta vez fue una cosa de semanas. Es muy grave para ambos. No entiendes un coño, ¿verdad? Ya va, ya vas a entender. Paciencia, hijo mío, paciencia.

El punto es que me gustas. Que se me volteó la tortilla por segunda vez en mi vida. Que a veces, por más que una intente, llega un hombre con el cual es imposible portarse como Samantha. Como la admiro. Voy a tener que sentarme a hablar con ella para que me enseñe un par de trucos. Eso sí, no te me equivoques: por 22 años he logrado ser como Samantha en muchas ocasiones. Darse los besos es sólo darse los besos el 99.9% de las veces. Lo malo es cuando te desconfías, crees que te las sabes todas, medio bajas la guardia y caes en el pequeño pero oscuro foso del margen restante de probabilidad.

Quiero que sepas que no me interesa lo que hagas con lo que te acabo de decir. El hecho de que me gustes no significa que te quiera. Tampoco significa que pueda llegar a quererte, sobre todo porque hace dos días estábamos en otras ondas... tú por tu lado y mi ateísmo romántico y yo por el otro.

Tampoco voy a hacer nada para cambiar lo que sientes o no sientes por mí. No tienes que hacer nada con este pedazo de valiosa información. Lo que sea que pase después, si zampamos o no, si salimos o no, si nos vemos o no, es irrelevante. Esto era sólo para tu información y para mi desahogo.

Hay un giro en esta historia, algo adicional que no tenía aquel post. Aquella vez me pasé de pussy por no ser frontal. Por escribirlo y no decirlo. Esta vez prometo que si me ves rascada, te lo voy a decir de frente. En algunos meses o en algunos años. Si estás en donde yo esté, si yo tengo algunos tragos encima y si puedo hablar todavía, te veré a los ojos y te voy a decir: "sí, huevón, tú me gustabas... ¿y qué?"

6 comentarios:

Guzz Lightyear dijo...

Ahh carajo. Me pasó una vez y se lo dije, salimos unos meses y luego me mando pal carajo.

Estuve en ese pequeño porcentaje.

Mckey dijo...

I AM SO FUCKING CONFUSED....

Corina dijo...

uva, no. Se lo dices ahora, sin estar rasacada ni bajo el efecto de ataques ansiosos de conefesión por el blog. Si vas a ser forntal, hazlo con estilo, que sea admirable.

Y mi hija se va a llamar samantha

besos

*+MªEugenia+* dijo...

No se si sea del todo bueno decir las cosas cuando una esta ebria... a veces dices mas de lo que debes o con una connotacion diferente a la que de verdad quieres... Y negado las llamadas con dotes de extrema sinceridad son fatales... la verdad no he probado el efecto de un post... Te plagiare la idea de darse la oportunidad...

Saludos!! =D

Or@ dijo...

Arriésgate, dile” sí Guevón, ME GUSTAS y qué?" de una vez, si pasa algo bien y si no también. Mira que sino después andas preguntándote: que carajo habría pasado si...Total la vida es una sola.

Besos!!!

PebbLes dijo...

que ladilla es decirlo y que no pase un coño!