jueves, 20 de octubre de 2011

Con el corazón en la mano, vine a pedirme perdón

No me he perdonado todavía. Ayer pasé un rato llorando de la rabia, de la impotencia y de la vergüenza absoluta que esto me causa.

No me he perdonado por dejarlo convertirme en esa mujer. No me he perdonado por dejarme anular. No me he perdonado por dejar de escribir tantas cosas que me quemaban la garganta para proteger a quien me convirtió en su víctima. No me he perdonado por no opinar. Nunca me habían montado la pata así. Siempre hay una primera vez para todo, pero a mí de verdad se me fue de las manos.

Yo no estuve un año en una relación. Estuve un año en una cárcel. Cómo no lo vi antes? Cómo no hice algo antes? Cómo me veo en el espejo? Cómo me perdono y cómo me libero de este rencor que me carcome?

Qué bolas tengo yo de haber escrito las cosas bonitas que le escribí sin sentirlas 100%. If I saw me then, I wouldn´t recognize me. Qué bolas tengo yo, he debido cruzarle la cara de un solo coñazo mil veces. Ejemplo: la vez que me dijo que seguro tenía la cara roja por haberme dado los besos el día anterior con alguien. Maldito inútil de mierda. Maldita bruta.

No hay amor en el mundo que justifique todo lo que le permití. No hay amor en el mundo que justifique mi miedo, mis reacciones, mi necesidad de estar en esa relación que me hacía más daño que bien. No hay excusa. Hay regret.

He debido irme. Irme hace tiempo. Cuando lo caché revisándome el celular en un romantic get away que hicimos. Yo no era feliz desde nuestro primer viaje, a la semana de conocernos. Qué estaba haciendo con mi vida? Por qué me dejé? En qué estaba pensando?

Tengo que perdonarme y cuatro meses después de nuestra separación, todavía no he podido. No me da arrechera lo que hizo antes con mi amiga. Me da arrechera lo que me dejé hacer durante. Qué aprendí? Nada. Qué gané? Nada. Qué perdí? A mí. Es un precio demasiado caro por amar.

Cómo hizo el inútil de mierda para mantenerme por un año convencida de que lo amaba? No era verdad. Ahora sé que yo nunca quise a esa mierda de persona. Siempre estaba más feliz si él no estaba. Los días que no nos veíamos porque yo lograba de desligarme de sus guilt trips, sus inseguridades, sus celos de loco, sus malditas manías, su depresión, su cualquier vaina era todo mejor. Era todo siempre mejor si él no estaba.

I curse Twitter and how much I let myself suffer. POR QUÉ ME QUEDÉ? Por qué me quedé en esa relación de mierda que me hizo tanto daño? No era feliz, maldita sea. Y no era feliz por su culpa.

No me he perdonado por dejarme chulear. No me he perdonado por abrirle las puertas de mi casa y dejar que mi familia lo viera con esa luz. Esa luz que sólo iluminaba las mentiras. Como buen loco, el hijo de puta era encantador. Era charming con todo el mundo y NADIE se dio cuenta. Nadie se dio cuenta. Cuando yo me di cuenta, no era tarde para el resto de mi vida, pero era tarde para mí. It was long frigging overdue.

No me he perdonado por nada. Yo no tenía nada que esconder. Yo hice casi todo mal, empezando por empatarme con él, pero algunas cosas las hice bien. No me he perdonado por dejarlo criticarme TODO. Y después solucionarlo viéndome con cara de que me quería.

Verme en el espejo ahora me duele tanto. Que pena me doy. Qué hice? Y por qué no había escrito antes? Por qué un verdugo se merece protección? Por qué un celador merece contemplación alguna? Síndrome de Estocolmo, that´s why. WELL FUCK IT: you are a useless asshole and you got soooo much more than you deserve. Stalker, celópata, loco de mierda, inútil, manipulador, hijo de puta. Te odio.

No me he perdonado por todo lo que dejé que hiciera. Que me hiciera. No me he perdonado por todas las veces que sentí que tenía que decir lo infeliz que me hacía y cómo eso me quemaba en la garganta para no joder más la relación. Que bruta, marica. Que bruta. La impotencia de no poder opinar libremente es algo que más nunca voy a sentir. La arrechera de no poder cruzarle la cara a un pajúo porque supuestamente lo amas, más nunca me va a pasar. Como me envenené, como me mandé a joder coño.

no me he perdonado por el ahuevoneamiento disfrazado de paciencia y tolerancia. Por las automentiras que me metía "tranquila, esto es lo que hacen los adultos responsables en una relación. Toleran y respiran profundo". NO. Esas vainas se la calan las huevonas. Ni siquiera estaba tan enamorada como para justificar esa idiotez. Ese comportamiento de un año. Un año, marica.

Un año.

Cómo lo repongo? Cómo lo reparo? Cómo me perdono? No sé, pero pasaré la vida entera intentándolo.

I am so ashamed. I am so mad at myself. I am so stupid.

But, as God as my witness, I will never be stupid again.

9 comentarios:

Ora dijo...

Reconocerlo es un acto de valentía que anula ese año de mierda.

db dijo...

Que?! me encanto tu post! sobre todo porque todas nos podemos identificar en un momento de nuestras vidas, solo q no todas tenemos las bolas para publicarlo y darnos a conocer tan libremente, normalmente por el miedo a el que diran, o porq queremos segir aparentando que somos perfectas y que nada nos penetra.

Either way, pa lante aprendiendo de los errores, sin ellos no seriamos quienes somos ahora. Algun dia le contaremos a los nietos que no se dejen llevar por una ilusion, porq no es mas que eso... que muchas veces termina en divorcios y abogados. Mejor despues de un año que despues de toda una vida.

Suerte!
-Dani Bozo

*Mari dijo...

Diría Drexler "Las lágrimas van al cielo y vuelven a tus ojos desde el mar. El tiempo se va, se va y no vuelve y tu corazón va a sanar".

Escúchala :) y recuerda tu "himno", jeje.

Un abrazo.

Joise!! dijo...

"Verdugo no merece protección" así que cara 'e tabla di su nombre. No lo protejas, mejor alerta a las demás.

C. Luisa Ugueto dijo...

Estas bien y estarás mejor. Ya con decirlo GANAS. Muy buen estilo para decir las vainas. Saludos

Gaby Millan dijo...

Al final del dia, lo importante es haber aprendido la leccion.
From now on, puedes tener la absoluta seguridad que no vas a dejar que ningun pendejo venga a montarte la pata.....EVER!
Lamentablemente, aprendemos con tecnologia de punta...de punta de coniazos!
Sientete orgullosa de la persona, en que te convertiste gracias a ese "anio fallido", al final del dia, es experiencia.
Deja de lamentarte y pedirte perdon...a lo hecho, pecho! Y siempre recuerda que the best is yet to come!
Saludos,

Gaby

Andrea dijo...

Chóóócala, colega.
Te RTeo el post.

La primera que consiga la solución, que levante la mano e invite un trago.

Ira Vergani dijo...

Mira no tienes nada que perdonate, una se enamora o cree que se enamora y se embrutece. El hecho es que tu aprendiste, él seguirá siendo infeliz. Llora si tienes que llorar, arréchate contigo misma pero tu tranquila que esos darse cuenta son los favores que le hace a uno la vida porque después es que viene lo que vale la pena.

Joselyn Salinas Montoya dijo...

Eres demasiado dura jusgandote, no te castigues friend, nadie nace aprendido, jamás en la vida terminas de conocer a las personas, y lo más importante fue una experiencia bien aprendida. Perdonate, no sólo porque no eres culpable, sino porque amarse a uno mismo también consiste en perdonarse y aceptarse