martes, 4 de octubre de 2011

Una minirecaída por bruta y stalker

Yo no sé cómo hacían las mujeres antes de Internet. Lo digo porque las mujeres somos masoquistas por naturaleza. Está tatuado con fuego en nuestros cromosomas. Aplaudo y felicito a la que tenga control sobre eso. Yo no lo tengo y empiezo a creer que no importa cuánto trate, nunca lo tendré. 

Si Manuela y Bolívar tenían un peo o terminaban, ¿cómo hacía ella para enterarse de dónde estaba el hijo de su madre? ¿Cómo hacía para saber quién le armaba la carpa? ¿Cómo hacía para acosarlo y saber cada paso de su mes? ¿Cómo hacía para saber si el caballo se le había enfermado o si la campaña iba progresando? Coño, nací en el siglo equivocado. O correcto, dependiendo de cómo queramos analizar esta angustia y la posterior acción para salir de ella. ¿Es malo que podamos enterarnos de lo que hacen nuestros exes? ¿Es bueno que nos llegue todo lo que necesitamos saber siempre, desde la comodidad de nuestras pijamas y el celular? ¿Qué da más arrechera: enterarse y no poder hacer nada o que el cabrón no lo ponga en Twitter?

Es decir, a estas alturas del camino he debido aprender que lo que hago (cada vez menos, pero claro que lo hago) no se hace, pero aquí sigo haciéndolo. Si eso no lo he aprendido después de tantos patanes, tantos bad dates, tantos chascos, tantos errores, tantas malas decisiones, tantos raspones en el ego y tantas cicatrices en el corazón pues tengo que resignarme a que nunca lo voy a aprender. La duda es: si yo llegara a aprender esa lección, ¿tendré la fuerza de voluntad para sencillamente parar? Parar es un verbo tan importante y taaaan subestimado.

Mi cerebro sabe que tiene que protegerse. Mis dedos, no. 

Abro un paréntesis para decir que esto es un minirelapse por algo que vi en Twitter. En unas horitas de angustia y arrechera y desesperación y revolcarme en la cama puteando el techo, las sábanas, a él, a ella, a la almohada, a los grillos y a este minihuequito se me pasa. Lo juro. 

La raíz del problema viene por las expectativas. Yo veía tweets como: "¿quién está despierto y quién está borracho?", "Vodka te quiero", "aquí cayéndome a palos en mi plaza", todos los días. Todos los días salía a beber. Sin mí. ¿Qué asumí? Que él, como yo estaba mal y esa era su manera de lidiar. 

Eye Opener 0: (O... The Little Eye Opener That Should Have Been One But I´m Stupid)
"Qué pasa si uno invita a salir a una chama 16 veces y siempre me dice que no?" Seguido de varios tweets con el @ de la jeva y todo. Él le jaaaala bolas por Twitter. (Es un patrón, como que todas sus relaciones empiezan por ahí). La diferencia es que la nuestra empezó vía DM y con ella la vaina es pública que te cagas. (Ella no le para y yo soy más bonita, puntos para mí). 

¿Qué hace una persona normal? 
Se arrecha, se da cuenta de que el tipo NO QUIERE NADA CON UNA y sigue adelante. Lidiando con su dolor, su guayabo, su culpa, su tristeza, sus ganas y su vergüenza como mejor pueda. 

¿Qué hace Nina? 
She makes excuses for him. She cries, sends a desperate VN to a friend y sigue malpegada, alimentada por la esperanza hija de puta. Ignora todo. Evade todo. Y llora... ay, coño, como llora. Unos días después hasta habla con él, le dice todo lo que siente y cuánto vale ella. Él le dice que se quede en el carajo, a dónde ya la había mandado antes. En su defensa, lo dijo muy elegante y consideradamente, no en esas palabras. 

La Rancel interviene: Recuerden niñitas, que si él no quiso ver cuánto valemos, pues no habrá manera de demostrarle lo contrario porque sencillamente no se lo merece. Cierra Paréntesis y sigue hablando Nina. 

Eye Opener 1: (hace unos minutos). 
A little bit of context: Él se va a Margarita mañana. Tweet: "Si pudiera llevarme a alguien sería a @ella". Mismo username que hace dos semanas. 

¿Qué hace una persona normal? 
Se arrecha y putea y grita y menta la madre y se regaña por andar revisando eso porque eso no es problema de ella. Porque supuestamente estaba todo bien, todo curado, todo listo. Bastantes chances que le dio y él no quiso ninguno. Todo lo que le fue ofrecido, él lo rechazó como si le estuvieran dando un panfleto para un concierto en la mitad de la Av. Bolívar. "Por ahí no hay papeleras, no quiero tu papelito de mierda".

¿Qué hace Nina? 
Bloggea. 

Lo que estoy tratando de decir, no muy bien, obvio, es que hay algo que no me deja dejarlo. Cuando me cayó la locha de que él no andaba bebiendo por todas las esquinas por MÍ si no porque otra no le paraba fue/es... fucker. No hay nada que hacer, lo sé desde hace una semana y dos días (but, hey who´s counting?)... FUCK iTunes, acaba de poner Us de Regina Spektor. Nervermind, keep calm and carry on... Yo, pronto, ya no te querré y podrás quedarte con ella, si te para. No me parece que los clavos saquen clavos, pero si esa es su manera, es su manera. Cuando se saca un clavo siempre queda un hueco en la pared. Y a menos que se le ponga la pasta esa blanca (friso, creo que se llama) la pared no es la misma. Los clavos no son del mismo tamaño y el cuadro se puede caer. Digo yo, sólo sugiero. 

Ahora, in a very Unlike Me fashion, tengo un mensaje para @ella: 
Ese hombre es lo mejor que te puede pasar. Es un tipo cariñoso, simpático, cómico como él solo, fiel, talentoso y b-u-e-n-o. Genuinamente bueno. Tiene sus cosas malas, pero ¿quién no? No dudes por un segundo de que ese hombre pueda hacerte feliz. Entrégate como una loca, no lo pienses. Bésalo mucho y hazle cariñitos en el pelo. Si hace un chiste malo, se lo puedes decir. Él no se arrecha por eso. Agárrale la mano y escríbele todo lo que yo no puedo escribirle anymore. No te vas a aburrir nunca. Sus amigos son todos tan buenos como él. You are going to feel welcome. No le hagas daño, porfa. No lo jodas. Respétalo, pero ten opiniones. A él le encanta eso. Si sabes cocinar, será todo tuyo. Yo no sabía y lo fue. Por el mejor mes y medio de mi vida, lo fue. Todo mío. Ahora, te toca a ti. Espero que sepas hacerlo feliz como yo lo hice al principio y que no la cagues como yo la cagué. 

Breve paréntesis de La Rancel: ok, niñitas. Ya. Ya. Ya yo me arreché, ya ustedes lloraron, ya opinaron, ya las dejé que lo dejaran salir. Ahora sí, ya. You people need to let it stop, don´t make me stop it for you. 

Mensaje para los hombres del mundo: no necesitan bajarse aplicaciones para saber quién visitó recientemente sus perfiles de Facebook o revisó su TL. La respuesta siempre ha sido y siempre será: su ex. 

Momento Eureka: la que inventó el Internet fue una mujer. She wanted to know how her ex was. Cuánto daño. Cuánto daño. 

9 comentarios:

Astrina dijo...

gracias, again. Yo le di a send, despues de 3 semanas de no hablar, y la respuesta fue peor. Yo si soy bien masoquista, prefiero enterarme y morirme intoxicada por mi propia bilis (si es q se puede eso)a morirme sin saber en que anda #miex
FML. Seriously. Todas deberiamos escuchar a La Rancel.

Wleiva dijo...

reading you is like reading what I'm going through, eres demasiado buena I'm sure you'll get over him and find a better man :)

Andrea dijo...

Dar tanta información de tu ex me dio su user 1, 2, 3; así de fácil. Yo no quería que eso sucediera, de verdad.
Mentira, sí quería, soy bien chismosa y stalker.
Aplausos por el penúltimo párrafo.
Y aquí mi último: you rock, marica, you rock!

C. Luisa Ugueto dijo...

Me perdonas... pero yo tu con esa cuña y tu futuro que se ve de pinga no pierdo un segundo en eso! No jo! Es un lugar común pero el se lo perdio!!!! Y de que modo! Saluditos Arriba!!!

Geraldine Ch. dijo...

LAS MUJERES DEL MUNDO TE AMAN POR ESCRIBIR ESTO, así, tan plas-plas. Incluyéndome, y eso que fui yo la que lo boté y no lo extraño ni un poquito; pero me dieron ganas de ir a revisar su twitter.

Ahora te odio un poquito.

Nina dijo...

Comentarios como estos me hacen recuperar la fe en la raza humana, jevas! Son como el rock en pepas.

High fives para las 5!

Susana dijo...

Ah caramba, por stalker tambien ya creo saber quien es el susodicho. Mas raro!

*Mari dijo...

Jajajaja si, bueno, ya todas sabemos quién es el susodicho. De haberlo sabido antes, mínimo una miradita fea le lanzaba en el canal por gafo y chimbo.

Por otro lado, no sé si te guste o escuches Drexler, pero te recomiendo la mejor canción para decir: "Que arrecha soy, salí de este guayabo". Se llama "Se va, se va, se fue".

Un abrazo.

Elena Sánchez Vilela dijo...

y yo me perdí la merienda del sábado queriendo saber bien QUÉ COÑO PASÓ EN ESTA HISTORIA. Pues bien, yo también stalkeé a mi ex por un tiempo hasta que me di cuenta que el carajo tiene la vida 2.0 de una ameba y, además, me quitaba tiempo útil. Period.