miércoles, 21 de marzo de 2012

For the record

Ayer me mandaron una foto que nunca había visto. Como buena mujer, sobreanalicé la foto mil veces. Mil veces, una tras otra en mi cabeza. Hacía zoom a los ojos de él y veía ahí lo que me encantaba ver. Lo que yo creí haber visto y que después no estuvo más, indicio de que--duh--quizás nunca existió. Esa mirada a los meses se evaporó de sus ojos como si nunca hubiera pasado. La foto que me mandaron ayer capturó un milisegundo que significa el mundo para mí, porque en ese milisegundo yo estaba ahí en sus ojos y él estaba conmigo. 

Una vez que se acaba una relación, ¿dónde consta que existió? JA! ¿Consta para alguien? Ellos prefieren olvidarnos lo más rápido posible. Nosotras procuramos no pensar en eso porque duele como sacarse una cordal sin anestesia y a la gente se le olvida con quién anduviste más rápido de lo que puedes decir "Chávez era flaco".  En resumen, ellos fingen no tener memoria, tú te obligas a no tenerla y los que tienen memoria no la usan en ti. 

Cuando yo termino me deshago de todo. Debería aclarar que cuando estoy, bueno, cuando estamos, guardo tooooodo. Regalitos, facturitas, foticos, cajitas, pulseritas, zarcillitos, vasos y collares de cotillón, botones caídos, listas, post-its, emails, conversaciones, fechas, monedas de ocasiones especiales, sobrecitos y cualquier cosa que sea evidencia de que en algún momento yo fui la Jeva Que Está Saliendo con Alguien. Cualquier cosa que diga que estuve. 

Cuando mis relaciones se acaban lo primero que hago... estoy mintiendo ¿a quién quiero engañar? I have been known for holding on to ginormous boxes full of pieces of crap from time to time... Cuando mis relaciones se van a la mierda sin posibilidad alguna de reconciliación, la caja se bota. Cuando la esperanza se rompe y se quiebra beyond repair, cuando no hay nada que yo pueda hacer para salvar las relaciones con los tarados que yo insisto en "salvar de ellos mismos," boto la caja. Es cómico que algunas cajas nunca han llegado al status de caja. De hecho, todas la última ni siquiera tuvo un sobre. 

Cuando te deshaces de la evidencia física, cuando decides que por tu bien vas a dejar de recordar las cosas como pasaron, cuando dejas de meterle picante a todos los recuerdos lindos, cuando dejas de acordarte de lo malo también porque es agotador, cuando te das cuenta de que el tiempo pasó, lento pero constante; cuando ya no queda nada de eso en ninguna parte, ¿dónde consta que alguna vez existió? ¿Dónde? Si borraste todas las fotos, todos los emails, cerraste todas las conversaciones, borraste su número para no llamarlo borracha, le pusiste al lado del nombre en el pin NO LLAMAR NI ESCRIBIR, DIGNIDAD, ANDREÍNA, si dejaste de ir a los que eran sus lugares, si dejaste de ver a los mismos amigos, si dejaste de estar, si te deshiciste de todo lo que los ataba, si te rehusaste a recordar... ¿dónde sale que ahí hubo algo alguna vez? ¿Queda registro de eso? Algunas relaciones no son tan profundas como para taggearse juntos en Facebook, coño. 

A mí me gustaría poder llegar a una notaría así: 

-Hola, Yerlenis es que te llamas tú, ¿no? Bueno Yerlenis, copia ahí. Este hombre insistió en que yo me quitara la pijama un lunes y lo acompañara a tomarse un trago. Después de eso no nos separamos ni un segundo. Yo me enamoré como una loca y por varias semanas pensé que él estaba así también. Que mala maña la de las mujeres enamoradas, que mala maña esa la de pensar que ellos sienten lo mismo por nosotras. Que mala maña. Te voy a describir la luz de sus ojos cuando me veía para que quede en acta que a veces me quiso. Te voy a describir los cariñitos y las visitas, te voy a describir cómo yo me dejé hacer unas cuantas en nombre del amor. Te voy a decir que él me hizo sentir todo eso, no lo busqué yo sola. Te voy a contar todos los besos, los de verdad y los de mentira. Los de querernos y los de desearnos. Los de estar bien y los que se dieron para estar bien después de pelear. Te contaría los que soñé cuando no nos los dábamos más, pero son privados...
-OK, señorita, firme aquí. Y usted, señor, el que se está haciendo el huevón, también. 
-Ya? Me puedo ir?
-Sí. 

Ah, es que en este escenario idóneo ellos estarían obligados a ir. Los testigos oculares, si hubo alguno durante la micro o macro-relación, no importan ahí. Importa que él firme, que él diga, que él sepa, que pueda firmar y que yo me quede tranquila. 

Otro caso podría ser así: 

-Yerlenis, que risa, me tocaste tú de nuevo.
-Hola Nina, ¿otro?
-Otro... peor
-Ay, Nina pero es que tú tienes unas cosas...
-Pon ahí que traté. Que perseveré hasta que el imbécil me invitó a salir, que manejé todo como un grown ass woman, que lo reté intelectualmente y que fui encouraging and nurturing, que no me entregué porque sabía que no podía hacerlo, pero que fui lo mejor que pude. Pon ahí que toooodo lo que hice no fue suficiente. Todo esto que soy, Yerlenis, no fue suficiente. Pon ahí que no tendí la cama, pero que lavé los platos. Pon ahí que I wore sexy shit and tried to be sexy for him. Y sí, pon que sé que no me favorece porque no sé hacerlo. Pon ahí que yo fui valiente y él fue cobarde.
- ¿Algo más?
-Que él es un huevón que estaba emotionally unavailable y que es un egoísta/egocéntrico/cobarde de mierda y yo no se lo dije porque estoy aprendiendo a controlar mi carácter. Ah, y que fui demasiado camisón pa´ Petra. 
-Ok. Firmen aquí.
-Gracias. 
*Sings but dares not look me in the eye and leaves*
-Chao, Yerlenis. Hasta la próxima. 

Entonces cargaría esa cartica para arriba y para abajo conmigo. Ese documento notariado que diga que fui relevante y que importé. That I frigging mattered. For a second or a year... I mattered. Lo bueno es que eso no existe, porque entonces tendría que andar con un camión 350 encima todo el día. Un camión entero lleno de papelitos notariados que significarían miles de relaciones que fracasaron. Miles de papelitos en los que constaría que I meant something. 

La próxima vez que me terminen necesito que sea tipo Aibeleen: you is kiiiind, you is smaaaaart, you is important. Y sii ni eso quieren decirlo, pues que no quede record en ninguna parte de que yo estuve con gente así. 

14 comentarios:

Andrea dijo...

Ay, Nina. La Yerlenis de nosotras, las bloggers, se llama blog; en tu caso "El Show de Nina'. Un poquito de consideración y respeto para con él, haz el favor.

Valentina dijo...

No mija, yo a veces te leo y siento que lo que estás contando es mi vida, no te jode? Acabas de describir perfectamente a ese huevón que un buen día decidió enamorarme por deporte. A mí, y a alguna otra al tiempo que hacía planes para casarse y nosotras ni enteradas y en su mundo no hay un mínimo remanente de que yo existí. Bien bello, pues!

Ora dijo...

"¿dónde consta que alguna vez existió? ¿Dónde?"

Me jode demasiado que todos piensen que yo me inventé todo, tanto que empiezo a creérmelo yo también.

Porque sí hablaron, sí hicieron, sí estuvieron. Pero ya no. Una se vuelve como inexistente, y eso es jodido. Es jodido todo. Es jodido, incluso, que no existan testigos. Porque no convenía, pero ahora hacen falta. (Tú sí sabes)

Tú sí sabes como contarlo, pero eso ya te lo he dicho.

Alfredo dijo...

Caí aquí de casualidad! Y bueno, para defender la cosa un poquito y sin ánimos de crear polémicas: a mi como hombre me han tocado mujeres así una que otra vez.

Todos somos igualitos, hombres Y mujeres. La vaina es que las buenas se los buscan douchebags y a los medianamente decentes nos caen las "marditasperras"

María Teresa Toro dijo...

Mejor dicho imposible.

Toto dijo...

A mi me encanta que tú seas una fracasada en el amor.
Toto tu mejor amigo.

Lo que hablamos sobre proyectos a futuro: this is the material.

Carito dijo...

Esto está genial! Me gusta además mucho la reflexión de Andrea, es así, tenemos el blog (por suerte), aunque yo hace un tiempo abrí algo más fresquito y dejé Total y breve para la basura cotidiana.
Un abrazo
Carito

Ira Vergani dijo...

Ay no cómo para qué quieres que quede constancia de los losers con los que salimos? suficiente con haberlo vivido niña y haz eeeer favor de botar todas las cajas porque el pasado no pisado no te deja ver el presente como debe ser.

Mariana Carbonell dijo...

Yo estoy igual que Valentina... todo lo que escribe Nina es exactamente lo que me pasa... yo no entiendo cómo todas las mujeres pensamos igual y nos pasa lo mismo... sin importar cómo nos criamos, lo que vivimos, etc... terminamos en la misma situación todas...
"emotional unavaliable"... cuantas veces habré escuchado esa fucking frase...

Mariale divagando dijo...

Si hiciera alguna selección premium acá en tu blog, definitivamente incluiría este post. Me gustó mucho.

Julia dijo...

Ay Nina, precisamente justo ayer acabo de terminar con una relación en la que caí enamorada perdidamente y sin meter las manitas, en este caso él fue honesto conmigo desde el principio y volvió ayer a decirme que él no sentía lo mismo, entendí por fin, así que me puse de pie, me di la media vuelta y me fuí.

El que quede constancia de los hechos a nadie beneficia, nos queda en el registro de los recuerdos a nosotras nada más, para luego ser utilizados como experiencias.
A ellos también pero no con tinta indeleble, a mí lo que me queda es el dolor y la tarea de superarlo.

Quizá después, como dices, sí me importará que no quede record en ninguna parte de que yo estuve con gente así.

Nina dijo...

Agarren su ticket! Gracias por pasar!

Diane_sa dijo...

Este hombre insistió en que yo me quitara la pijama un lunes y lo acompañara a tomarse un trago.

Que arrechera verdad!!

Patricia Parra dijo...

No se como llegue hasta acá, pero tengo que admitir que me quedare. Me identifico tanto con lo que escribes que si pudiera compartiría este post sin dudarlo. Excelente.