lunes, 28 de enero de 2013

Credo, de nuevo

Creo que mi laptop y yo estamos destinadas a acompañarnos.
Creo que voy a ser feliz cuando de verdad me lo proponga.
Creo que todo pasa.
Creo que el trabajo rinde frutos.
Creo en las cosechas como resultado de lo que se sembró.
Creo que robarle un tweet, un post o un chiste a alguien es pecado mortal.
Creo en dejar el celular sonar de vez en cuando.
Creo que siempre voy a verme irremediablemente atraída hacia él.
Creo que cuando mis hermanos se ríen soy más feliz.
Creo que me encanta cuando se ríen de mí, en equipo.
Creo que a la gente que no entiende que "ti" nunca lleva acento, no la deberían dejar graduarse de la universidad.
Creo que he depurado lo suficiente mis grupos.
Creo que tengo demasiado tiempo preparándome para esto.
Creo que mis abuelas son mejores que las tuyas.
Creo que hay que hacer, aún cuando sabes que te estás equivocando.
Creo que hay que escuchar todas las voces y después escuchar a la que más te convenga.
Creo que hay que bailar en donde se pueda.
Creo que no se debería bailar en la regadera.
Creo en los poderes de la sopa de pollo y el quesillo.
Creo en la gente que saluda apretando la mano duro y mirando a los ojos.
Creo en el que goes the extra mile.
Creo en el que se imagina el Grand Gesture y lo ejecuta.
Creo en los abrazos de mis amigas.
Creo en los high fives.
Creo en la compañía silenciosa sin forzar conversación.
Creo en una botella de prosecco como un remedio temporal.
Creo en la Coca-Cola Light como el mejor remedio para el ratón.
Creo en Dios y la Virgen, unos días más que otros, pero siempre creo.
Creo en la inevitabilidad de quedarte sin pila justo cuando no deberías estar mandando ese mensajito.
Creo en las señales.
Creo en el foco y la concentración.
Creo en hacer primero y pensar después.
Creo que por eso es que me equivoco.
Creo que nadie debería morirse sin haberse enamorado hasta sangrar.
Creo que soy quien tenía que ser. Ni más ni menos.
Creo que nadie ha entendido la finalidad de este blog.
Creo que es injusto que me odien por "escribir pestes de la gente" cuando a quien peor describo es a mí.
Creo que sigo siendo muy dura conmigo y que es una pelea que daré hasta morirme. O hasta que eso me mate.
Creo que dejaré de tener problemas para dormir cuando haya cumplido todos los sueños de mi vida.
Creo que saqué lo mejor de ella.
Creo que lo peor es todo mío.
Creo que mi arrechera a veces es mayor que mi dolor y eso no está bien.
Creo que el turquesa es el color más lindo del mundo.
Creo que si tuviera tetas, sería igualita pero chubby looking.
Creo en la vida y su capacidad de sorprenderme.
Creo en aprender todo lo que pueda.
Creo en el sonido del teclado.
Creo que los momentos de inspiración son consecuencia de largas horas de trabajo.
Creo en pedirle cosas a Atenea de vez en cuando.
Creo que mis collares de búhos me representan mejor que las perlas de mi mamá.
Creo en la sonrisa de pajúa que pongo cuando quien me gusta me escribe.
Creo que esas sonrisas han sido escasas.
Creo que siempre voy a exigirme más.
Creo que siempre voy a pedir más.
Creo que todo se pude tener al mismo tiempo.
Creo en mí, ahora sí.

2 comentarios:

MdlA.- dijo...

Creo en ti. Love u'

Ora dijo...

Creo en ti.
(Se me adelantó MdlA, pero es lo que venía a decirte)