lunes, 23 de septiembre de 2013

Hay partes de mí donde tú no eres importante. Hay pedazos de mi cuerpo que no recuerdan al tuyo. Hay suspiros que no son por ti y hay mapas mentales donde no sales. Hasta ha llegado a ocurrir que se me olvida pensar en ti un rato.

Hay veces que no estás.

Y eso es bueno. Hay una línea de tiempo que no se cruza con la tuya. Hay un mundo completo donde tu nombre no importa, ni tu voz, ni tu palabra. En este mundo no es que tu palabra valga mucho, pero más o menos entiendes.

Hay una parte de mí que no te extraña.

Hay un lado de mi cerebro donde nunca te tatuaste. Hay un rincón que no ocupas. Hay palabras que no te dedico, ni lugares que no quiero ver contigo. Hay secretos que no quiero contarte y aventuras sólo para mí. Hay un camino que puedo recorrer sola.

Hay ganas de que pase todo. Ya.