jueves, 22 de junio de 2017

Tipititaptap

Mi blog era más divertido cuando salía con idiotas, pero mi mente está en paz ahora que no salgo con idiotas.

Igual se me ocurren cosas horrendas que me podrían pasar en citas pero no las convierto en dealbreakers como antes.

Los dolores familiares no son para bloggear, pero cómo me gustaría. Ninguna familia es perfecta y eso es todo lo que puedo decir.

Lo extraño todos los días.

Las extraño todos los días.

El que me diga que Bumble y Tinder no sirve para nada es mi enemigo. El que me diga que Harry Potter es una mierda es mi enemigo. El que me diga que Chávez era chévere es mi enemigo.

Soy la fundadora de The Ex-Girlfriends Club, es un club que se reúne a tomar vodka de lunes a lunes para odiar a las nuevas que agarraron a nuestros exnovios ya amansaditos. Algunas veces las novias se parecen a nosotras o se llaman igual, eso alimenta el odio desmedido e irracional que les tenemos, porque no es culpa de ellas, todas lo sabemos pero no podemos evitarlo.

Estoy esperando que me pase algo arrechísimo pero no sé qué es.

He tratado de forzar y acelerar la llegada de ese Algo Arrechísimo y sé que no es la manera. Mientras tanto leo todos los castings de Backstage en pijama y moño.

Es como un domingo permanente.

Hace 10 años cuando empecé a bloggear I didn't mean to be funny, but I was. Sólo me tomó una década de blog y seis años de stand up llegar a Comedy Central.

En cinco años quiero estar en Netflix.

Este mes Harry Potter cumple 20 años. En diciembre de 2018 cumplo 20 años leyendo Harry Potter. Las mejores dos décadas de la puta vida.

A veces soy Dobby, otras veces soy Harry, otras veces Hermione, otras veces Bellatrix. Bebo Ron siempre.

Mentira, siempre soy Dobby por mis medias descombinadas.

A mí sí me gustó Cursed Child.

Quiero escribirle que está bien. Que estoy bien. Que entiendo lo que el universo me quiere decir. Que él no es el tipo y eso está bien. Me resigné y estoy bien.

Nótese la cantidad de veces que me repito que estoy bien para creerme que no estoy mal.

Mi respuesta a su felicidad es el silencio.

Mi primera respuesta iba a ser gritarle que lo odiaba, pero no lo odio porque fue mi amigo y porque lo admiro. No es su culpa que yo me haya emocionado tanto con la remota posibilidad de ser feliz.

I love you. I should have told you. I thought you knew.

Yo puedo con estar sola en el exilio. Puedo con el clima de mierda de Bogotá. Puedo con ver las fotos de la familia feliz. Puedo con extrañar a D'Artagnan. Puedo con no tener trabajo. Puedo con el hecho de no llegar a los 20 mil pesos en la cuenta. Yo puedo con la angustia, ansiedad y frustración. Lo que no sé es si puedo con todo al mismo tiempo.

Sí, sí puedo. Porque todas estas cosas malas son temporales.

Han pasado casi diez años desde la última vez que fuimos algo y el otro día me desperté sudando y llorando por él. Aparentemente para mi subconsciente fuimos todo. Seguimos siendo todo. Weird.

Ya no me quita el sueño, pero me lo interrumpe.

Si ése no me mató, éste no me va a matar, obviamente.

Hizo falta un esguince para sentarme a escribir.

Tengo muchos meses bloqueando el impulso de escribir. El miedo a que no sea bueno, me paraliza.

The only way out is through, pero coño... ¿Cuánto falta?

Cuando tengo la regla, la música de Hamilton me hace llorar.

El resto del mes, Venezuela me hace llorar.

No sé rapear y rapear no es una vaina que uno pueda llegar yq hola buenas, vengo a inscribirme en la clase de rap que hay a las 5. No estoy preparada para Hamilton porque no he escuchado suficiente reggaetón, FML.

Nunca hablé del solfeo en el blog, porque estaba muy ocupada estudiando para bloggear.

Siempre lo recordaré como la época más ruda de mi formación artística, por lo difícil que fue.

Actuar nunca ha sido difícil. Cantar, solfear, hacer stand up, aprender a bailar algunos géneros sí.

Cuando no sabes a donde vas es muy fácil perderte. Yo sé a donde voy.

Sueño con despertarme flaca pero no hago nada para estar verdaderamente flaca. Meh.

El otro día pasé dos horas hablando con Flo por Whatsapp y me sentí de 19, arreglándonos para ir a Le Club. Fue amazing.

Nunca me he hecho nada en la cara más allá de limpiezas de cutis. ¿Será que me toca empezar? Me da miedo que me jurunguen la cara, aquí tengo una mancha todavía de una limpieza que me hice en Bogotá porque la chama fue una bestia sacándome una pepa. Si alguien tiene una recomendación bogotana para las limpiezas de cutis, send away.

Nunca he creído en eso de que uno tiene un solo soulmate. Sí creo que el amor es un milagro estadístico, though.

Paso de discípula de Miastral a lectora de Neil Degrasse Tyson como un concursante de RuPal Drag Race pasa de hombre a mujer, swiftly and effortlessly.

El otro día estaba curucuteando Miastral.com y no conseguí UN SOLO LINK que no fuera Exclusive Access. Sólo el horóscopo semanal es gratis. ¿Ella cree que yo soy Sascha Fitness que puedo andar pagando mierdas en dólares all day? No.

Quiero tener el talento de explotar mis talentos como Sascha, pero no se puede embotellar el talento actoral y venderlo como una proteína o perfume.

Cuando no puedo dormir, veo discursos. TED Talks, monólogos de Oscar, GG, Tony, etc. Lifetime Achievement speeches, etc. Es lo máximo. Me motivan y me ayudan. No me dan sueño, pero por lo menos no me aburro.

Puedo contar con las dos manos las noches que no he leído antes de dormir en toda mi vida.

Una de las cosas que hago cuando no puedo dormir busco una copia online de Breaking Dawn y esa pedazo de mierda me desmaya del aburrimiento en tres segundos.

El mejor dato que tengo para los insomnes: ASMR. Busquen a Maria. Ámenla, luego adórenme por recomendarla y listo.

Me estoy releyendo A Handmaid's Tale para poder ver la serie. Por ahora, en la página 50, 20 puntos.

En Miami me compré un libro que es un poquito alejado de lo que normalmente compró pero me pareció fascinante: The Gene de Siddartha Mukherjee. Súper caro, pero valió la pena cada centavo. Es sobre la historia de la genética y el estudio de lo que nos hace ser humanos, como nuestra herencia genética nos define y nos moldea mucho más de lo que pensamos. En serio, si lo ven, cómprenlo.

Estoy estudiando chino mandarín en Coursera y me siento bien bruta, como la vez que traté de armar un cubo de Rubik. Yo sabía que no iba a ser fácil pero coño...

1 comentario:

Alvaro Urbaez dijo...

Interesante retahíla.. Me gustó, cuando vi la fecha de publicación exclamé ¡verga!, recordé que entré aquí a estalkearte luego de ver un vídeo sobre Venezuela y la entrada que me llamó la atención por su título fue esta (me gustan las vainas raras), el caso es que mi exclamación se debió a que lo publicaste el día de mi cumpleaños #37, así que sin conocerte, gracias por el regalo.. Jajajaja #CeroMaricoteo xD