lunes, 9 de junio de 2008

Es Que No.

Es que no me calo que critiquen mi estilo de vida. No me calo que me digan qué decir. Mucho menos qué pensar. Y obviamente no me calo que me critiquen porque digo lo que digo, pienso lo que pienso y hago lo que hago. Mucho menos cuando se toman conclusiones apresuradas sobre mi personalidad (personalidades, x) o mi estilo de vida y se me juzga por lo mismo. Mucho menos cuando ni siquiera, por la razón que sea, hubo derecho a réplica. Básicamente ellos (no es una ella, no es un él, son el puto colectivo, el cochino plural en este caso indeterminado "ellos". La Gente, pues) pueden decir lo que quieran, atacarme, arrecharse, cerrar la ventana y se acabó la conversación. Cuando intento decir sin adornos lo que muy sutilmente he dicho ya con eufemismos sin ser grosera ni hiriente me acusan de no ser frontal o sincera. Si usted me conoce o usted le ha medio parado bola a lo que escribo en este blog, ríase en este momento. Claro que lo dije. Que no se hayan dado cuenta porque son brutos y fui lo suficientemente inteligente para insultar elegantemente, es cigarro de otra caja.

3 comentarios:

La Perfecta dijo...

Me robo la expresión "cigarro de otra caja" ya mismo.
Después no digas que no te avisé si me oyes diciéndola por ahí.

Un beso, marica

Laura Strazzaboschi dijo...

Si chama que buena expresion, cigarro de otra caja. Me encanta tu so calles sarcastic elegance. My little girl has turned into a lady jajajaja tq

Luis Enrique Medina Méndez dijo...

Me gustó tu post!!!!... siempre he estado en contra de las personas que se preocupan por el maldito "qué diran"... si kieres te pasas por mi blog!!! cartassindestinatario.blogspot.com