domingo, 4 de enero de 2009

Esa Noche Faltabas Tú

El 24 obviamente lloré. El 31 también lloré. Lloré desconsolada porque me duele. Lloré porque te extraño. Lloré porque cada vez que me acuerdo de ti -que es cada vez menos, gracias- no puedo evitar que el corazón me salte y me duela como si me lo estuvieran pasando por una máquina de esas que pone en tiritas una hoja de papel. Lloré en público, en Stigma. Sobria. Lloré enfrente de mis tías y sus amigas. Lloré enfrente de mis hermanos... otra vez.

Pero quiero que sepas que ya entendí. Que ya entendí que el hueco en el pecho no mata. Que crees que sí. De bolas que sí crees que eso es lo que va a pasar. No sólo tienes esa certeza y firme convicción de que nadie, nadie, nadie puede sobrevivir un dolor así... sino que tampoco quieres vivir para contarlo. Yo quería morirme. Yo quería tomarme un pote de pepas. Yo quería lanzarme de la azotea. Yo quería manejar a 200 y tratar de dar una curva en mi Terios.

Ya no es así. De nuevo, claro que duele. La sangre y las lágrimas seguirán corriendo esporádicamente. Además, la primera vez que nos agarramos la mano era diciembre. La primera vez que nos dimos un beso era en diciembre. Hoy estaríamos cumpliendo 6 años de noviazgo si no hubiéramos terminado tantas veces. Yo sé que tú no te acuerdas, pero yo sí. El 17 de enero de 2003 te dije por primera vez que te amaba. Y lo sigo haciendo hasta el sol de hoy. Pero hoy, hoy más que nunca, quiero que sepas que yo sé que es posible dejar de amarte. Hoy. Por primera vez en 6 años sé que quizás hay esperanza para alguien como yo. Quizás, sí habrá vida en mi vida después de que te la llevaste contigo, after all.

Escribo esto como el principio de mi despedida para ti. No voy a jurar que es la última vez que te escribo porque me sentí tan mal, lloré tanto y estoy tan herida todavía que rompería mi juramento. A punta de golpes me he parado de la cama con miedo pero con determinación a que el recuerdo-mejor conocido como The Monster Under My Bed- no me haga los días tan miserables, he conocido gente nueva, he enfrentado las cosas que no quería enfrentar, he aprendido a verme a mí de otra manera, he hecho amigos nuevos, seguí escribiendo en el blog sobre ti, sobre mí y sobre otros.

Un tipo con el que estoy medio saliendo me dijo la última vez que lo vi que por primera vez desde que me conocía había vida en mis ojos. Un día. Un día es todo lo que necesitas. Él me dijo que una de las razones por las cuales había querido salir conmigo era porque quería averiguar como alguien que fuera tan de pinga podía tener ojos tan vacíos. Y ese día, ese glorioso día en Stigma me dijo que ya había algo. Y que ese algo le encantaba. So... I guess I´m back to life. Me imagino que me iré algunas veces, pero siempre voy a regresar. En mi defensa, esto no tiene nada que ver con él. Yo me empecé a curar porque quise curarme. No creo que mi corazón vuelto mierda esté listo para querer a alguien anytime soon. Pero así como I don´t need or want the love, I won´t refuse the attention.

En resumen, esas noches faltabas tú, pero voy a hacer todo lo posible porque sean las últimas noches en las que faltaba yo.

11 comentarios:

eusucre dijo...

Wow!
i´m glad to hear all this...

back to the start dear jejeje
bisous.

Carito dijo...

Guauu! Es un buen comienzo de año!
Felicidades por la vuelta a la vida. Una vez que hay un poquito de luz en los ojos se empieza a reproducir...

goooooood girl dijo...

your blog is so good......

Bibi dijo...

Excelente comienzo de año!

Pedro dijo...

Es bueno tenerte de vuelta, ya me estaba aburriendo sin tu blog.

Toto dijo...

it ain't easy kid, but it's a start. good to have you back.

Franccesca dijo...

Get over him!
No puede ser que sigas escribiendo de eso. Te pasaste el año pasado llorando, no fue suficiente?
Creo que lo haces por costumbre más que por sentimiento.

Nina dijo...

Ojalá tuvieras razòn Franccesca.

Carlos dijo...

Esta bien, feliz año, que se te concedan tus deseos y te llenes de bendiciones.

Es bueno que cuando sientas algo lo expreses, lo exteriorices, eso te ayudará a aligerar el peso.

Saludos.

Carito dijo...

Upss nina! me pasé entonces de galla!... nos vemos en el próximo encuentro

Anyi dijo...

Y si esa es la forma de comenzar el año es deliciosamente perfecta... Nice Post!