lunes, 10 de agosto de 2009

GGGB

Cuando yo era chiquita una de mis cosas favoritas del mundo era ver formas en las nubes. Cuando yo era chiquita, no jugaba con muñecas porque tenía puros primos. Las primas lejanas que tenía me aburrían horrores. Cuando yo era chiquita escribía en un diario de El Rey León sobre cualquier cosa: sobre mis días, sobre mis noches, sobre nuestros juegos cuando vivíamos en Alto Prado, sobre la gimnasia olímpica y sobre el colegio. Recuerdo que era excelente gimnasta y un día, sencillamente, no quise más.

Cuando yo era chiquita tenía miles de amiguitos en mi otro edificio y cuando llegué al actual no había si no 3 niños, cada uno más antipático que el otro. Cuando yo era chiquita llamábamos a los demás a sus casas y los celulares eran más parecidos a una hallaca que a un teléfono, cosa que a todos nos causaba rechazo.

Cuando yo era chiquita amaba a mi colegio casi tanto como lo amo ahora. Cuando yo era chiquita le escribía cartas a todo el mundo, desde el Niño Jesús hasta Rafael Caldera. Solía ser muy dependiente de mis amigas. Cuando era chiquita envidiaba mucho a mi hermanito porque todos los animales se le acercaban como en las comiquitas y a mí, que toda la vida he amado a los animales, me huían. Despavoridos. Desde que tengo uso de razón odio a los gatos.

Cuando era chiquita mi papá y mi mamá me tuvieron que mandar a callar en un viaje a Maracay porque no los dejaba en paz. Tenía un año y medio, gracias! Cuando era chiquita, me acercaba a extraños y les decía "tapaaaaaaaaato," mostrándoles el zapato que seguramente era horroroso porque, bueno, eran los 80s y no tenían tacón. Ojalá pudiera presentarme así todavía. También, esperaba que los ascensores estuvieran full y me ponía a cantar para que todos me oyeran.

Cuando era chiquita mi pelo era horrible. Una niña una vez me dijo "lechuga," cosa que me hace pensar que era más parecida a Miguelito de lo que pensé. La misma niña que me dijo "lechuga" ahora tiene el pelo quemado de tanto tinte y cada vez que me ve el pelo lo mira con arrechera, porque sabe que le da tres patadas al suyo.

Cuando era chiquita me enamoré de Margarita. Los recuerdos más felices de mi infancia caben todos en Playa El Agua. Al traje de baño le decía biniki y en vez de decir "Porlamar," decía "vamos a la mar." No me parece que una toddler deba estar en bikini, tendré una conversación seria al respecto con mi mamá.

Cuando era chiquita imitaba todos los sonidos de todos los animales. El camello no tiene sonido propio, hasta donde sé, pero yo le inventé uno. Cuando era chiquita amaba ir al odontólogo porque mi doctora era demasiado pana y ahora odio el pzzzzzzzzz del taladrito.

Cuando era chiquita no había Internet. La primera computadora que tuve era sólo para juegos interactivos que supuestamente iban a enseñarte cosas. El problema era que las traducciones eran horribles. Cuando yo era chiquita descubrí que mi inglés era muy bueno y lo usaba para demostrar que era inteligente (alguien me ha debido cachetear).

Cuando yo era chiquita leía tanto que me iba mejor hablando con los grandes que con los de mi edad. El libro que me convirtió en la lectora que soy es El Diario de Anna Frank, que me leí cuando tenía ocho años. Ese libro me obsesionó con la Shoa y la II Guerra Mundial. Después mi tía, que lee como leo yo y si no fuera por ella me hubiera rejodido (mis papás son ingenieros. Ambos, un foso), me empezó a regalar libros de Los Cinco y Los Siete Secretos.

Cuando yo era chiquita tomaba vitaminas de Los Picapiedras--todos sabemos que eso no funcionó--. Cuando yo era chiquita, armaba shows en el descanso de las escaleras de casa de mi abuela y cantaba Kiara y Karina como la que más. Cuando yo era chiquita era niña de 20. Cuando yo era chiquita era más chévere que ahora.

Para el que vaya a emitir comentarios: me refiero a chiquita de edad, no a enana de tamaño como ahora.

7 comentarios:

Andrés Schmucke dijo...

Jajajajaja, ese último parrafo lo sentí como algo personal, tú sabes lo que pienso de la mujer pequeña jajajaja...

Cuando yo era chiquito pasaban He-man, G.I Joe, Transformers y a la putona de la Candy-Candy.

Y conocí margarita fue ya viejo :(

Cuando era chiquito hacía el moonwalk, ahora no bailo ni los ojos... Todo tiempo pasasdo fue mejor, ¿no?

Toto dijo...

Cuando yo era chiquito me preguntaron si yo era el aguerrevere que jugaba futbol (todos son del colegio san ignacio menos yo). Yo les dije: no. yo soy el aguerrevere que habla ingles. A veces hay que darse su puesto en competencias estupidas.
Mi mejor momento fue la del pelo quemado. Y las vitaminas de los picapiedra: Betty era morado!

Ani Sosa dijo...

Cuando yo era chiquita tomaba vitaminas de Los Picapiedras--todos sabemos que eso no funcionó--.

DUDEEEE, yo también. And clearly, they didn't work for me either. LETS SUE THE MOTHERFUCKERS! jajaja

Rol dijo...

Dude Todos ctomabamos Chewabbles de los Picapiedra.

Tambièn cuando era chiquito los jugetes eran arrechìsimos pero dejaban igual cabida a la creatividad no como ahora (si, es envidia)

Cuando era chiquito las comiquitas y los tv shows en su mayorìa tenìan sentido siempre habia un bueno y un malo (viva la influencia de la Guerra Frìa) no eran comiquitas imbeciles sobre mocos y que comemos.

disculpen todos los fanàticos de mierdas como Bob Esponja y Los Padrinos Màgicos.

y to avoid comments si alguna fue chiquito

iLi dijo...

Enyd Blyton.. . . jajajajaj.. lo maximo.. a mi me paso lo mismo que a ti a los 8 annios pero fue con Mujercitas de Louise May Alcott.. pase meses creyendome Josephine!!!

Josep-Pasqual dijo...

Lo de los cinco y los siete me llegó al corazón. Soy español y ahora vivo en Vzla... pero qué fuerte!!!

^Veronika Teixeira^ =) dijo...

Cuando yo uno es chiquito las parties siempre son mejores. Tienes carajitos corriendo, regalos que jode, piñata, torta, decoración y demás.
Ya de grande sólo te queda emborracharte para sentir que estás emparejando la cosa pero mentira, no hay nada como las fiestas de niños (por eso amo a mi niño interior).
Y Margarita sólo he tenido el placer de visitarla una sola vez. A ver si mejoramos eso.