martes, 10 de junio de 2014

Doy gracias porque tengo todos los talentos que necesito to make my dreams come true. Sería muy grave querer tantas cosas y no tener las herramientas para hacerlas realidad. También gracias porque cada vez que me los creo, soy indetenible. Gracias por eso, por las herramientas. Gracias por los destellos de autoestima y confianza. Gracias por las ganas de reírme y de que se rían. Gracias por no tener sentido del ridículo ni pena. 

Gracias por todo lo que sí tengo. Gracias por las veces que me doy cuenta de que soy demasiado afortunada de muchas maneras y en muchos sentidos. Gracias por la música buena y por la mala que me pone a bailar igualito. Gracias por mi instinto de supervivencia y las ganas de seguir. Gracias porque me quedo sin pila justo antes de cagarla, casi todas las veces. Gracias por hacerme unconformist and loyal. Gracias por el blog y por todos los amigos que se han quedado. Gracias por librarme de los demás. 

Gracias por Buzzfeed. Gracias por los domingos de pijamear. Gracias por las pequeñas victorias, como que nunca he tenido que pasar dos veces por el detector de metales en el aeropuerto. Gracias por las ventanas y las panquecas de Embassy Suites de Valencia. Gracias por la Nutella. Gracias por cuidarme cuando yo no estoy en condiciones de hacerlo. Gracias porque siempre me dejas hacer tiempo para leer. Gracias por explicarme contundentemente que el talento sin trabajo no sirve ni significa nada, te lo juro que ya lo entendí y por eso me estoy partiendo el culo. 

Gracias por las carcajadas y los aplausos. Gracias porque he aprendido a lidiar muuucho mejor con el hecho de que no haya tanto de eso. Gracias porque a veces me sonrío y hasta me perdono. Gracias por entender. Gracias por explicarme cuando no entiendo. Gracias por la fe y la confianza. Gracias por la paciencia. Gracias por hacerme una loca de carretera, creo que todo lo que tengo se lo debo a eso. Gracias por la lengua y las ganas de usarla. Gracias por el cerebro, porque nada más importa. Bueno, gracias también por los ojos y el pelo que mira que ayudan. Gracias por la ambición enorme y los sueños gigantes. Gracias por los valores, por la responsabilidad y la puntualidad. 

Gracias por todas las experiencias. Gracias por mi fe en ti, que nunca ha fallado. Gracias por nuestra relación que la amo y que es tan importante para mí. Gracias por Harry Potter. Gracias por todas las lágrimas y todas las vidas. Gracias por toda la fuerza y las señales y los mensajes ocultos.