lunes, 12 de enero de 2015

Christina Aguilera es mejor que Britney y yo soy mejor que esta imbécil que soy ahorita

Siempre me ha gustado más Christina Aguilera que Britney. Tengo varias razones, pero la más importante es que Christina Aguilera canta un kilo. Tiene un gran timbre, tiene rango, es afinada en vivo y no dobla en los conciertos. También siento que Christina Aguilera ha sido más honesta en su búsqueda artística que Britney. 

A ver, en mi memoria, Britney apareció primero que la Aguilera con Baby One More Time. Explotó los charts y las radios, porque esa canción era más pegajosa que el VPH. Casi todas las canciones que ha pegado han sido así, como el VPH: pegajosas pero malas. A diferencia de 60% de mi generación, yo tenía criterio. Yo vi a Britney por lo que era. No le creí un coño la pose arrodilladita con las dos colitas en la portada de su primer disco, no le creí la mirada inocente, no le creí el personaje porque si hay algo que aprendimos de Crossroads es que Britney como actriz, es una gran bailarina. Britney estuvo con el cuento de que ella era buena, casta y virgen como cinco años. Sorry friend, desde el principio I called buuuullshit! Bullshit, reina. Britney no estaba siendo honesta. Usted es sexy y provocative, sea sexy y provocative. No me trate de engañar con el cuento de que eres inocente y que oops se los paré again y me lavo las manos con la vaina. No, no, no, no. 

Por otro lado, Christina Aguilera cantaba como canta. Es la voz de su generación, es talentosa y genuina. Christina Aguilera empezó mostrando la barriga e insinuando que she wanted to go crazy desde el principio. Con ejemplos, porque en este blog no se habla paja (y no es paja if it's a fact): "I'm a genie in a bottle, baby, come, come, let me out." Let her out, I say. Alguien tenía que venir a destapar la botella, pero la esencia de la loca mal portada de Dirrty estaba ahí y ella nunca lo escondió. Yo he gozado desde el subdesarrollo ver a esa mujer descubrirse, revelarse, rebelarse y aventurarse. Ella, a veces con éxito y otras no, ha hecho lo que ella ha querido y lo que ella ha necesitado hacer como artista. Ella es genuina y por eso conecta con todas nosotras. No sé cuántas fans tiene Christina Aguilera, estoy segura de que son menos que Britney, pero de que existimos, existimos. Christina Aguilera tiene el talento y tiene las bolas de salir de su comfort zone and go find her fucking self, ¿entienden?

Creo que ha sido apropiada y digna en su crecimiento, creo que cada vez canta mejor, creo que sigue vendiendo discos y produciendo hits porque los hace con el corazón. Lo hace porque lo ama y no persigue otro objetivo. Cuando yo sea vieja, me voy a acordar de la canción Pero Me Acuerdo de Ti y no de Toxic.  

Christina Aguilera hace unos años sacó un disco que se llamaba Back To Basics. Un disco súper classy, con más jazz que pop y que demuestra que esa tipa lo que hace es cantar. Como canta bien, vende discos. Su producto es bueno y por eso la gente lo compra. Además, el nombre funcionaba para su búsqueda artística y la pregunta que nos atormenta y nos estresa a todos los que somos artistas: ¿qué voy a hacer ahora? Bueno, yo, Nina Rancel, mayor de edad y residente de este blog, voy a hacer eso. Voy a ir Back to Basics. 

Lo primero que tengo que hacer, creo, es ir al psicólogo todos estamos claros. Necesito reconstruir mi autoestima y reparar el daño que los directores, productores y el hijo de puta de El Yunque me hicieron. Es culpa mía porque los dejé, sí. Ahora no sé cómo echar para atrás sin ayuda. No sé. Si supiera ya lo hubiera hecho, pero I hate everything about me too much. Necesito creer en mi talento, si es que algún día lo tuve y tener convicción. Necesito fe en mí para hacer las cosas, ya que la fe en Dios has brought me nowhere.

Lo segundo que voy a hacer, es conseguir a un cura chévere que me acerque de nuevo al Dios que tanto quise y que tanto extraño. I have religious abandonment issues. Mi fe era importante para mí y quiero reconseguirla. 

Como se puede ver, en estos años no sólo me perdí a mí. 

Según mis planes–vamos a no decirlo muy duro para que la vida no me los cague–trabajar en mí con el psicólogo o psiquiatra (puede que sea psiquiatra porque yo siento que estoy triste nivel Pásame El Pote de Pepas) a medida que I build myself up again, en esa medida me creeré la actriz que siempre he sido pero no me termino de creer. 

También voy a odiar menos, voy a ser menos dura conmigo y con los demás. Esto será lo más difícil. A pesar de lo mal que me siento, yo sé que he tenido suerte in many many ways. Soy tan inteligente que nunca he tenido que esforzarme en mucho, es la verdad. Hice radio 6 años en horarios primetime como consecuencia de que tuve–tengo, coño, tengo–un buen blog. La gente normal tiene que ser pasante y asistente y tiene que hacer felices a imbéciles como yo para poder llegar a tener una sección, luego un programa en un horario de mierda, luego moverse a la semana. El stand up es más difícil que dejar de fumar, pero mira, de eso vivo. ¿Si vivo de eso no puedo ser tan mala, no? No respondan.

Hay gente que es muuuuucho menos talentosa que yo pero que es mucho más famosa y que tiene una posición económica mucho más sólida y estable que la mía. A esos de verdad, los odio hasta hoy. No voy a seguir gastando mi energía en mediocres. Que bien que hayan tenido tanta suerte, que hayan escogido el camino fácil y ojalá les dure lo que les tenga que durar. Yo quiero ser artista toda mi vida. No quiero mantener "una racha," no quiero ser superior a nadie, no quiero las vainas básicas y los límites culturales que les impone este país. Yo quiero ser buena en todas partes, yo quiero ser Tina Fey + Meryl Streep + Kristin Chenoweth + Mindy Kaling + Ellen DeGeneres + Conan O' Brien + Howard Stern. No quiero ser una tipa que medio hace stand up, medio actúa, medio hace radio, que es lo que siento que son casi todas acá. No quiero ser Chiqui Delgado, quiero ser Joan Rivers, pues. Quiero ser más que este país de mediocres y guiseros, pues. 

Tengo ventajas: a mí me gusta aprender. Fino, entré a la radio por leche, pero me mantuve porque nadie leyó más radio que yo, nadie escribió más que yo, nadie escuchó más radio que yo, nadie vio más videos sobre radiodifusión, nadie fue más responsable y más committed a su horario y su programa. Este amor por los libros que me marca y me define ha sido mi mejor aliado en todas las cosas que he querido hacer en mi vida. No tengo sino agradecimientos para los hombres y mujeres que fomentaron ese hábito en mí. A la velocidad que leo, he podido bajarme bibliotecas enteras sobre teorías de la actuación. Me sirven muchísimo, hasta el momento que dicen acción o hasta el momento que el telón sube. Después, la técnica se me olvida. Pero está conmigo, me acompaña y me protege. Nunca nadie ha dicho que soy mala actriz, por lo menos no en mi cara. 

Yo tengo una responsabilidad con la cual, hasta hoy, no me había enfrentado. Porque soy imbécil lo había visto como un problema. Paréntesis: hasta hace dos años no me ponía rímel porque tengo las pestañas tan largas que me ensucio el párpado superior y eso me daba hmmm ¿rabia? Sí, eso lo veía como un problema, ¿entienden? ¿Puede ser alguien más imbécil en la vida? Así de pajúa. Cierro paréntesis. Dios a algunos les da suerte en la lotería, a otros los hace buenos en mate, a mí me hizo buena artista. Me estresa y me preocupa cuando la gente dice "ah, pero además de ser cómica actúas, imagínate, qué sorpresa." Al principio era como COÑO DE SU MADRE DOÑA YO SOY ACTRIZ. Actriz primero que terminó haciendo stand up porque su carrera actoral no iba a ninguna parte. Dejé la radio porque me veían como locutora y porque me quitaba tiempo para actuar, ¿entienden? I am cut-throat and drastic, en eso también voy a trabajar este año. 

Acá siempre me acuerdo de la parábola de los talentos que nos enseñaban en catequesis. Es una responsabilidad cultivar y hacerlos crecer. Es como tener una mata que regar todos los días. Si quieres ponerte la penca de sábila en el cutis para no envejecer, tienes que regar la puta mata. Bueno, Dios (o alguna fuerza del universo) me hizo buena actriz, me hizo de digna a buena stand up comedienne, me hizo buena bailarina, me hizo relativamente afinada cantante y me hizo buena escritora. 

Lo que quiere decir, es que me jodí porque estoy en la obligación de pulirlos y hacerlos brillar. A todos esos talentos tengo que hacerlos brillar. Resulta, acabo de decidir, que YES, I CAN HAVE IT ALL. Me voy a partir el culo para que cuando alguien googlee "artista integral," Wikipedia sugiera mi bio. 

Quiero ser una tipa arrecha y eso sólo se hace haciéndolo. Por eso I am going back to basics y para mí, the basics start with this blog. 

3 comentarios:

Daniel Torres dijo...

BRAVOOOOOOOOO NINA

Martin Gomes dijo...

Te descubrí por medio de "que se vayan todos". Y este blog es una muy grata sorpresa. En especial, porque me encanta tu locura.

Kenia Bass dijo...

This is the Nina I ♥
La Nina que colaboro con mi astimagtismo, después de leerme su blog completo en negras minúsculas blancas sobre fondo negro.

Me alegra que hayas vuelto.