jueves, 22 de enero de 2015

I can't remember the last time I felt this happy

Estoy en dos proyectos–y hay otro por ahí que no he empezado pero igual viene–que me emocionan, me motivan y me devuelven las ganas de salir a gritar que todo es bello Estoy trabajando con personas que me aprecian y me valoran y eso hace que yo me aprecie y me valore. Yo sé que no está bien poner your selfworth en manos de los demás, pero no es un secreto que cuando tienes cero autoestima you get your praises where you can get them. 

Ayer fue una lectura con un director que admiro y que se ha convertido en un apoyo y un amigo increíble con una actriz talentosísima a la que quiero muchísimo. Fue muy sabroso y ya empezamos a explorar. Cuando las cosas se hacen bien, que no siempre hay tiempo, ganas o dinero para hacerlo así en esta patria devaluada, los actores pasan por un proceso divino de descubrimiento, exploración y búsqueda de verdad escénica. Vas construyendo al personaje, prestándole cosas tuyas e inventándole unas nuevas, todo de la mano del director. Ayer me imagino que el director nos puso a leer para ver si había química, que es imposible de fingir y hubo más química que todo lo que aprendí en bachillerato. Gozamos las dos, creo que vamos a hacer una miniobra más que digna. La historia es buena y verosímil, las dos somos actrices formadas y con experiencia. La lectura me hizo recordar por qué soy actriz y que sí sirvo para este oficio al que quiero seguirle dedicando mi vida. 

Hoy fue el primero ensayo con quien yo creo que es el mejor director de su generación. Es un montaje más grande, más largo y será más difícil porque está totalmente fuera de mi comfort zone. La energía del grupo fue brutal, todo el mundo es talentoso y pana, son gente easy going pues. Tengo que aprender a hacer cosas que no sé hacer y de ahora en adelante voy a ser demasiado marica con el uso de mi voz. De ahora en adelante, hablaré lo necesario. No voy a gritar, ni acabar los trapos, ni fumar. Voy a cuidar mi instrumento like a motherfucker. 

Todo porque estaba usando las medias como Dobby que a great man gave me. Es en serio que cuando me pongo las medias distintas, good things happen. (El año pasado me las puse distintas todos los días y todo fue una mierda, pero eeeequis, este año sí). Quedé en algo. Alguien quiere trabajar conmigo en la capacidad que sea, alguien sabe lo duro que es y que a pesar de que soy inmamable y a pesar de que mi humor es negro como el bigote de Maduro, soy responsable, puntual, cumplida y razonablemente talentosa. Or talented enough, at least. Me castearon en algo, es tan arrecho que casi ni me lo creo. 

No seré Eugenia Blanc, pero ser estas otras tres mujeres hace que esa verdad horrible duela menos.  

Se me había olvidado la última vez que me sentí así de contenta. Por más que haya buenos momentos, siempre la depresión, la rabia, la frustración y la desesperanza revolotean... no, esa no es la palabra... siempre están suspendidas ahí, siempre flotando como un genio sobre la alegría de una. 
Today I feel sooo talented and so worthy que ninguna sombra ni recuerdo del año pasado me lo puede quitar.  

4 comentarios:

@docmiguel dijo...

Congratulations..!! Yo estoy empezando a recuperar mi perdida fe en el cine venezolano, luego de ver "La Casa del Fin de Los Tiempos". Seguro me animo a ver una donde trabajes tu

Nina dijo...

@docmiguel ve 3 Bellezas, es tan buena que no parece hecha aquí (que lástima decir eso)

Elwray Johnson dijo...

...es un gusto verte publicar algo con mas optimismo, buena vribra y un tanto de esa felicidad que mencionas, plasmada en estas lineas de arriba, bien por ti, seria estupendo tener oportunidad de ver tu trabajo, saludos y gracias por no abandonar tu blog =)

juan rojas dijo...

Hola como estas, soy una admirador tuyo de tu forma de pensar de actuar, algun dia me gustaria conocerte, buee. Espero que siempres escribas que yo estare leyendo todos tus textos, espero que en todos tus proyectos te valla de maravilla.