sábado, 5 de noviembre de 2011

Se vende casa en construcción en el Friend Zone

La casa tiene una vista espectacular. Todos los materiales de construcción están comprados y almacenados en los terrenos adyacentes y eso que fue bien jodido conseguir cemento.

Los cimientos son resistentes, soportan presión y se acomodarían a cualquier desliz del terreno. Los cuartos tienen bastante luz porque los huecos para las ventanas fueron concebibos por una mujer que ama la luz del sol. La casa se construyó con madera y confianza, cosa que significa que será más sólida que cualquier relación que hayas tenido antes. Hay dos fuentes afuera en el patio: una de tolerancia y otra de respeto. A nadie le gustan las fuentes, pero en el Friend Zone son dos cosas claves.

La casa en el Friend Zone tiene dos cuartos y cinco áreas comunes. Ambas son igual de importantes. El espacio propio y después el compartido. Hay espejos por todas partes para que a ninguno de los dos se les olvide quién es. En el Friend Zone, las mujeres pueden opinar y hablar libremente de todo. Llegas al Friend Zone después de pasar la autopista de sanación, Av. Ya No Sale Sangre Por La Herida y un pelo después de la Calle Te Perdoné, conseguirías el letrero.

La confianza dará asco, a veces, pero para eso son amigos. En el Friend Zone los vecinos nunca hacen shows, los ronquidos no molestan y hay tres o cuatro fiestas por semana.

En el Friend Zone no hay ni un clavo hecho de regret. Sí, está a medio construir la casa, pero es una estructura taaan sólida que podría albergar a cualquier mujer con su ex pareja.

¿Que por qué yo no la quiero ya? Eso es una buena pregunta, ya que la casa suena tan maravillosa.

La primera razón es porque me forcé. Me sometí y me torturé yo misma para llegar hasta ahí. Me obligué a manejar hasta allá demasiado rápido, cometiendo todo tipo de infracciones contra mí y mi corazón (em, em, EGO) medio dolido todavía.

La segunda es la más importante. En el Friend Zone está prohibido tener ganas. Y yo le tengo demasiadas ganas a ese hombre. No es amor, es sexo. No es emocional, ya dejó de serlo. En el Friend Zone las ganas son ilegales. No se pueden tener porque es probable que se actúe basados en su existencia y las cosas se joden. Sí. Así es como se joden las cosas: con ganas.

Entonces, como yo todavía le tengo ganas, no puedo vivir en el Friend Zone por ahora.

5 comentarios:

Susana dijo...

Agarrate a ese hombre entonces! : )...Finisimo el post.

TheLifeisaFairyTale dijo...

Ésta analogía me mató. No es por sabotearte la venta, pero si bien las casas en esa zona pintan bien, no tocaste el factor "seguridad", mejor es buscarse una directo en Relationship Zone, eso si hay que buscar bien.

Astrina dijo...

cdlm nina. Tu me estas espiando es la vaina? le tengo demasiaaaadas ganas.
me gustó la analogía. Y el post.
un abrazo

Mariale divagando dijo...

Este post me gustó burda!

Y tienes razón, las ganas te pueden tumbar la casa en el Friend Zone, so, mejor no!

Ira Vergani dijo...

Uno de tus mejores escritos lately...da el primer paso niña que lo peor que te puede pasar es que te digan que no