jueves, 18 de abril de 2013

Enooooough is enough

Me jode full, tener que hablar mal de las mujeres. Me horroriza ser quien eche el feminismo 20 años para atrás, pero es que todas las jefas mujeres que he tenido han sido una mierda. No, no todas, pero casi todas sí.

He tenido tres jefes mujeres trabajando en radio. Todas, mujeres muy inteligentes. Una sola de ellas ha sido coherente y no se ha dejado llevar por sus hormonas y sus peos. La otra, ha tratado, a pesar de ser una chama, de ser lo más objetiva y más responsable posible. La otra, cree que es la hembra Alpha y está muy meando fuera del perol. Es una de esas tipo que no te da permisos para faltar juuuuuust to prove she is the boss. Claro, ella falta cuando le da la gana y porque quiere cada vez que le sangra una uña.

Cualquiera que haya medio pasado por este blog sabe que yo soy la niña que defiende el Girl Power a juro. Sabe que yo no hablaría mal de ninguna, hasta que se lo merezca. Hoy, ella se lo merece. Cuando algunas mujeres mandan, empiezan a creerse la verga de triana. Aunque no tengan ni el criterio, ni el respaldo, ni el IQ, ni la autoridad. Su ego, su orgullo va por encima de la practicidad y de la logística. Eso es lo que me está pasando a mí.

La buena noticia es que no tengo que calármelo por mucho más.

La mala noticia para ella, es que yo me pego como un chicle. La mala noticia es que hay demasiado talento muy mal gestionado. Que no me da la gana de obedecer las órdenes que salen desde ninguna otra parte sino del forro de su culo, para demostrar que ella es la que manda. Es vergonzoso. Es tratar de ganar una pelea contra una hembra Alpha que es irrisoria desde el principio. Da risa, da lástima, da los resultados mediocres que está dando.

Una vez más, no digo que ninguna mujer puede ser jefe. Digo que mujeres como ella, no pueden ser jefes. Además digo que por mujeres como ella es que a muchas mujeres no las dejan ser jefes. Son un problema. Su ego, su incoherencia y su orgullo son lo que nos jode. No dar un permiso juuuust to prove a point, es estúpido y ella lo sabe. Pero su orgullo viene por encima del producto y para ella, el orgullo es lo mááááááááás importante.

El feminismo debe dar paso al que sencillamente esté mejor preparado. Queremos igualdad de condiciones. Entonces que sea jefe el que tenga más méritos para serlo,  no la que le haya jalado más bola a la jefa anterior. Mujeres como esas nos hacen quedar muy mal a las demás.

1 comentario:

chalyvera@gmail.com dijo...

Generalmente la persona que tiene menor merito es quien ocupa las jefaturas para que no haga sombra del jefazo.

Si tu sabes como es ella, no tienes que agriarte la vida, tratala como se merece.

Besos