lunes, 25 de noviembre de 2013

Cosas que me fastidian

Me fastidia cuando tengo audífonos y me hablan. Me fastidia cuando estoy leyendo y me hablan. Me fastidia cuando no llenan la jarra de agua y la vuelven a meter en la nevera. Me fastidia cuando digo pelo y sale una  queriéndoselas dar de sifrina a corregirme "se dice cabello." No, eso no me fastidia, eso lo odio. Igual que odio cuando pido un vaso de agua y sale un ignorante a malcorregirme "vaso con agua." Se dice vaso de agua porque el vaso es una medida. Cuando pueda decir "botella con ron" diga "vaso con agua" (PUAJ), animal de monte. Odio cuando un animal viene a corregir sin saber de lo que está hablando.

Odio cuando una pajúa pregunta que qué hago yo ahí. Lo mismo que tú, nos invitaron igualito. Si las dos estamos en el mismo lugar, es por algo, ¿no? Me fastidia que la gente no entienda cuando la gente dice las cosas con mala intención. Me fastidia quedar como una loca, sólo por ser la más perceptiva. Me fastidia que no se den cuenta cuando les están mintiendo. Me fastidia lavar los platos pero soy muy buena haciéndolo. Me fastidia cocinar cuando tengo mucha hambre. Me fastidia tener que manejar a todas partes. Me fastidia cuando se pierden las tapas de los vasos térmicos. Me fastidia el ruido de las goteras. Me fastidia tener que llevar las facturas a los lugares para poder cobrar. Me fastidia que me paguen en cheque. Me fastidia el soplido de las señoras cuando están desesperadas por hablar en la cola del banco. Me fastidia cuando soy yo la que hace el soplido porque dejé el libro y nadie quiere hablar conmigo. Me fastidia cuando la gente me trata como bruta. 

Me fastidia que las bailarinas de reggaetón sean consideradas bailarinas profesionales, que sí, que yo sé que técnicamente eso es lo que son porque cobran por bailar, pero es doloroso que le den el mismo título y el mismo mérito. Bailarina es la que se para en puntas y bailarina es la que menea el culo. I guess there is a certain art to them both, que hueso. Me fastidia que Henrique Capriles no me haya respondido ni un puto tweet. Me fastidia verme las cutículas in the pain el día antes de que me toque hacerme las manos. Me fastidia cuando me muerdo los pellejitos y no quieren arrancarse. Me fastidia los carros que tocan corneta como si eso fuera a lograr que se abra la cola como Moisés abrió las aguas. Me fastidia que me escriba gente nula en mi vida para saludarme y me emociono toda porque creo que es Este Hombre Nuevo Que Me Encanta. Me fastidia que en vez de decir "hola" me manden una carita de un monito tapándose los ojos. El lenguaje se inventó por algo, vale, vamos a usarlo. 

Me fastidia creer que mi opinión es verdaderamente importante y que si no la comparto con el mundo moriré. Cállate, estúpida. Me fastidia que opinen sin saber, pero eso se parece mucho a lo de arriba. Me fastidia no poderme acordar del nombre de gente que conocí y me cayó súper bien. Me fastidia tener que explicarle a la gente de dónde nos conocemos, que soy la amiga de Fulanito que nos conocimos la otra vez en su casa y que sí, fui yo la que le regaló su último Tampax y la salvé y es bien rata que no se acuerde de mí. Me fastidia que mi mamá me pida que lave los platos cuando ni siquiera me he terminado de sentar a comer. Me fastidia cuando cambio de celular y me tengo que acostumbrar/aprender a usarlo. Me fastidia despertarme y no ser Mindy Kaling. Me fastidia contar las horas para el estreno de las series que sigo viendo. Me fastidia no estar en el Inner Circle of Trusted Writers de Shonda Rhimes. 

Me fastidia cuando se me va la mano y abro Safari en vez de Google Chrome. Me fastidia cuando el streaming carga lentísimo. Me fastidia cuando trato de acordarme del nombre de una canción y no puedo. Me fastidia cuando trato de comerme un pedazo de cola por los caminos verdes y resulta que está peor. Me fastidia cuando estoy comiendo pescado y el limón que le echo hace mil chorritos a todas partes menos hacia el pescado. Me fastidia cuando gente que es mala quiere hacerme creer que es buena. Me fastidia cuando la gente se tarda mil horas en responder por Whatsapp. Me fastidia cuando la gente te llama mil veces hasta que los atiendas, ¿por qué coño no se dan cuenta de que ahorita no puedo atender y el hecho de que me hagas 456 llamadas sólo hará que menos que menos quiera devolvértelaaaa? 

Me fastidia cuando nadie logra sacarme la basurita que tengo en el ojo. Me fastidia cuando el libro se acaba muy rápido. Me fastidia cuando el final del libro es diferente al que me imaginé. Me fastidia cuando me entrego a una historia y el autor me decepciona. Me fastidia cuando me juzgan por quien fui. Me fastidia cuando no puedo abrir el paquete con la uña ni con los dientes ni con nada y tengo que ir hasta la cocina a buscar una tijera o un cuchillo. Me fastidia cuando me imagino un olor en una casa y entro y tiene otro. Me fastidia cuando le ponen tres gotas de salsa a la pasta en los restaurantes. Me fastidia cuando me sirven tres cubitos de hielo y la Coca-Cola Light hasta el tope del vaso, así no es. Sirves el hielo completo hasta arriba del vaso y después la Coca-Cola Light, cuando se acaba vuelves a servirla hasta donde quede hielo y así. DUH!

Me fastidia cuando la gente cree que por compartir la foto, salvará a los rinocerontes o a los niños. Me fastidia tener que explicar que sí, que lamentándolo mucho hay gente que sí se lo cree. Me fastidia cuando me consigo a un tipo con quien tuve algo y me saluda con cara de lastimita que si "aaaay, ¿viniste solaaaaa?" Puchero. Fuck you. Me fastidia cuando la ruedita de la silla se tranca con el cable del cargador de la laptop y no me deja rodarme. Me fastidia cuando voy perdiendo el impulso para dar vueltas en la silla. Me fastidia cuando estoy trotando y el iPod se queda sin pila. Me fastidia cuando quiero poner la pantalla completa en YouTube y empieza a cargarse desde cero. Me fastidia cuando veo un video que hizo algún pana, veo que estoy en perfil y no me avisó para el casting. 

 Me fastidia enterarme de cosas que no quiero.  Me fastidia que creas que ganaste. Me fastidia no conseguir el helado que me gusta del tamaño que lo quiero en Farmatodo y tener que ir a otro. Me fastidia ser buena para los principios pero mala para los finales. 

2 comentarios:

Andrea dijo...

A mí me fastidia GRAVE que hagan comentarios 'graciosos' sobre mi manera de escribir y cómo suena ese tictictic. Ugh.
Ah, y también que quieran cambiar mi elección de pizza. ¡COÑO! Que si no es con champiñones no funciona, tarado.

Mariale divagando dijo...

Me fastidia horrible que la gente llegue tarde a su trabajo porque le da la gana o le da igual.
Y me fastidia arrecharme por ese tipo de vainas aun cuando no me afectan ni son mi peo.