domingo, 24 de noviembre de 2013

Una no sabe lo que tiene hasta que lo googlea

Primero, quiero decir que los dos anglicismos que más me gustan, y hay que ver que esa lista es larga, son el verbo stalkear y su nominalización stalker. Stalker suena a Revista Tú y a Belieber en su foro de fanfiction.org. Acosadora suena a Archivo Criminal y a penal de mujeres.   

¿Saben esos actores que dicen "I keep my private life private" cuando les preguntan cómo manejan toda la atención sin volverse locos? Bueno yo no seré así. Si alguien quiere stalkearme, puede averiguar todo sobre mí. Perdí la cuenta de cuántos tipos han dejado de llamarme porque han leído el blog y perdí la cuenta de cuántos tipos han empezado a llamarme porque han leído el blog. I guess it´s weird, pero sí hay para todos los gustos en este mundo. Si alguien quiere echarme los perros, tiene como hasta Goooooooooooooogle para saber cómo hacerlo. Son como diez letras o. Si alguien quiere salir conmigo, tiene más mil posts y seis años de pistas. A quién engaño, no son pistas, es un fucking manual de cómo caerme y enamorarme. Si googleaste mi nombre y este post fue lo primero que salió: háblame de Harry Potter. I am not a private person, nunca lo he sido y no voy a empezar a serlo ahora. Sí, yo sé que está mal, que debería ser más discreta. He tratado, full, pero esa cosa que tienen los demás que logran frenar el impulso de compartir sus opiniones, yo no la tengo. Es un gran defecto andar por la vida diciendo todo cómo a una le parece y le gusta y lo quiere, no hay espacio para el misterio ni para la diplomacia ni para el descubrir, pero es lo que hay.

No soy muy fan de stalkear. La verdad es que I have Googled un gran total de cinco tipos. Siempre los mismos, no porque me interese salir con ellos, sino porque ya salí con ellos y me intriga en qué estarán. No son los que uno creería, no son los tipos de quienes más he hablado aquí. Son, au contraire, tipos que medio he mencionadoa veces. Son tipos que no tienen sobrenombres hirientes como el Anticristo, el Yunque o El Mediocre de Ahoritica. Tipos que han sido demasiado importantes, pero no podía hacerlo saber. Because they read me, and I rather die than have them know just how important they have been. Tampoco es una vaina obsesiva, no lo hago todos los días, pero sí me parece refrescante una vez al año meterme en su Facebook a ver si se casaron, se jodieron, se embarazaron, cambiaron de trabajo o si la novia nueva es más bonita que yo. La verdad es que todo eso lo sé de antemano, el universo tiene una manera muy rata de ponerte la información sobre tus ex por ahí. Pero I wanna see it for myself. Quiero ver la puta foto del anillo de la chama, quiero ver si el bebé les salió muy flaco, quiero ver si se parece al que yo sé que fue el cacho, quiero saber si de repente lanza indirectas, si la ve a ella con los misma emoción con la que algún día me vio a mí. Quiero analizar que dice su ropa, qué dice su postura, cómo es el lenguaje no verbal, si se está cogiendo a la mejor amiga que yo siempre supe que le tenía ganas, que ahora tiene el pelo largo pero por fin se cuida la barba y ya no parece un malbañado, etc.

Quiero verlo, porque que me lo cuenten no es suficiente. 

Eso sí, podría decirse que nunca se ha comprobado la teoría de la atracción de los opuestos como ahora. Si yo soy la jeva más bocona y abierta y downright show off del mundo, los tipos que stalkeo o trato de stalkear son los más privados. Cuatro de ellos no tienen Twitter y el que lo tiene, nunca lo usa. Hizo un tweet una vez, hace dos años y hace un año RTeo a Bocaranda. Eso fue todo. Epa, no es que yo esté loca y haya revisado el TL hasta allá, es que de verdad su TL comprende dos tweets. It´s ok, eso me pasa por andar buscando información que no debería ser relevante ya en mi vida.

Ya establecí el punto, ¿verdad? O sea, stalkeo pero normal. No me obsesiono, ni me vuelvo loca. Me gusta decirme y justificarme diciendo que es normal a estas alturas del siglo XXI, usar la tecnología a mi favor de esa manera. "No es creepy, es sentido común googlear al pana para saber en qué te estás metiendo," digo. Si me lo repito lo suficiente me lo creeré. El problema es que todo se sentía normal hasta hace un par de semanas, todo se sentía bajo control. Que fulanito posteó una foto, bueeeno, vamos a darle click para ver quién es la tipa que sale taggeada y cuál es exactamente la relación. Que fulanito tiene una foto en traje de pingüino, bueeeeno, vamos a asegurarnos de que no se me haya escapado nada y de verdad sea cortejo porque si no me va a dar mucha arrechera. Lo normal. De pana, lo normal.

Ahora, I feel creepy. Me siento como Sharon Stone en Basic Instincts y no puedo parar. I have never stalked anyone like I have stalked him. Yo soy bien indigna cuando estoy borracha, pero la verdad es que cuando a tipos nuevos se refiere, o bueno, se refería, no los googleaba. Me conformaba con saber lo básico y lo que podía averiguar por el boca a boca. Claro, también tengo una amiga que es mejor que la CIA y B-613 juntos  (estoy obsesionada con Scandal, es increíble) entonces ella puede hacer el background check 2.0 del pana y yo quedo digna y cool y alejada de todo prejuicio porque sencillamente la mandé a ella a googlearlo en vez de googlearlo yo, aunque el resultado final sea el mismo y la información llegue igual a mis oídos. Pero eeeeequis.  

Me despierto todas las mañanas y reviso si puso alguna foto en Instagram. Leo el periódico, reviso mi email y lo googleo con nombre y apellido. Busco desesperadamente una cuenta de Twitter con su foto cada minuto libre que tengo. Voy por la décimotercera o de la búsqueda de Google. He leído todo lo que ha escrito y no entiendo la mitad de las cosas, acótese. No es por una barrera idiomática ni un freno idiosincrásico, es por otra cosa.  Nunca me había pasado esto así. N-U-N-C-A y yo pensaba que me había pasado de todo. Mientras espero que se me pase, revisaré todos sus fotos de Instagram, será. Eso que hace la gente normal cuando espera en un consultorio, pues. Mientras yo espero un mensajito, le averiguo la vida. Normal.

No lo stalkeo porque esté loca. Lo stalkeo porque quiero saber todo lo que él es y porque creo que nunca voy a poder preguntárselo. Si veo las fotos puedo imaginarme cómo es su dinámica de vida, ya que I am not in it. Si leo lo que escribe puedo imaginarme que me está echando el cuento. Si alguna vez leo que tuiteó una frase de una canción o un video de Youtube, puedo llegar a creerme que estaba pensando en mí cuando lo puso. Si consigo un artículo donde se note lo inteligente que es, puedo reassure myself. Si lo veo en fotos con puros panas, puedo imaginarme si les caería bien. Si lo veo en fotos con puras amigas, puedo concluir a cuál se ha agarrado y asegurarme de que seguro son como todas las mujeres que tenemos amigos: unas cuaimas locas que espantan a las bichitas que are not worth it.

Fuck, de verdad me gusta este hombre. Sometimes a smile is all it takes, qué bolas. Nadie dijo que fuera saludable proyectarse. La que nunca haya googleado, que postee el primer .gif.  

5 comentarios:

GABRIELA ACUÑA dijo...

Yo paso mis días en eso y a veces me siento como una enferma. Si me despierto en la madrugada entro al twitter a ver si publico algo, al despertarme entro de nuevo y reviso Whatsaap a ver su ultima hora de conexión, si no coincide con la hora en la cual nos despedimos (esto cuando logro que hablemos) entro en pánico... con quién carajo hablo después de mi y hasta esa hora? Stalkear es la mejor de las enfermedades que he padecido, me hace sufrir pero lo siento TAN CERCA. Y si, así de masoquistas somos las mujeres, por los siglos de los siglos.

Mariale divagando dijo...

No tengo un .gif para este caso, pero igual no lo postearía porque sí he googleado hasta la sopotocentésima o.

Fabi A. dijo...

Tranquila que mujer que no stalkea no es mujer, claro hay que saber hacerlo sin que se note naaaada

Anónimo Anónimo dijo...

creep

Dani dijo...

jajajajajajaj que post tan divertidisimamente acertados (: sigue escribiendo!!! contentura leerte!