jueves, 29 de octubre de 2009

Yo no escribo para ustedes. Pero no saben cuánto los quiero.