sábado, 8 de septiembre de 2012

Otras cosas que sí he aprendido

51. Ser leal sólo a quien es leal a ti. Ser leal es muy chévere. Pero una vaina es ser leal y otra es ser una pajúa.

52. Las instituciones no son leales a las personas, ergo, no puedes ser leal a las instituciones.

53. Las personas que conoces dentro de ciertas instituciones y en casi todos los trabajos no son tus amigos. Son tus compañeros de trabajo. Una vez que estés fuera de esa institución, ellos muy probablemente dejarán de ser tus amigos.

54. El aguacate combina con casi todo.

55. Los blogs no se escriben solos.

56. La gente quiere sangre y a la gente hay que darle lo que la gente quiere.

57. Hacer afterparty después de los 25 sin ser cocainómano o parte del cortejo es imposible.

58. Se deben apartar 36 horas para la recuperación after-afterparty.

59. Los tipos que valen la pena están en el área de cardio del gimnasio.

60. Los tipos que son colirio pero no valen la pena están del lado de las pesas.

61. Todas las reglas tienen su excepción.

62. Todas.

63. El contenido pollífero de unos nuggets de McDonald´s es menor al de la sopa que te hace tu mamá.

64. Hacer ejercicio te pone de buen humor, no importa lo que esté pasando.

65. Involucrarse 100% genera resultados de los que enorgullecerse.

66. Nada bueno ha salido de un mensaje después de las 2:00 a.m.

67. Si no te sabes el nombre, mejor no te des los besos.

68. Cuando no te sepas el nombre de alguien, preséntaselo a alguien más y párate burda de cerca para que puedas escuchar.

69.  A veces, las amarguras se resuelven con un unfollow.

70. Cada quien tiene derecho a ponerse lo que quiera. Y yo tengo derecho a reírme de eso.

71. Los clichés idiomáticos para consolar a la gente existen por una razón muy sencilla: son verdad.

72. Igual son detestables.

73. Las palabras largas bien usadas te hacen sonar instantáneamente más inteligente.

74. Uno no puede estar con alguien que sea indiferente al dolor.

75. Si uno quiere jalar bolas puede, pero no se le puede jalar bolas a todo el mundo.