domingo, 14 de octubre de 2012

Mi campaña es diferente, pero admirable también










No entiendo. No entiendo cómo, con todo este ingenio, ese tipo mínimo no me ha empezado a seguir y manquesea me haya mandado un DM para que me quede tranquila. Nadie en su sano juicio rechazaría a una tipa capaz de hacerlo reír así. A menos que de verdad sea de piedra y no se haya reído. En ese caso, no se merece mi compañía y no ha pasado nada.  

A mí no me jodan con que tiene novia. Hasta que no lo confirme nuestro Ministro de Información, Nelson Bocaranda, no me quedo tranquila. Si las señoras le meten mano, de cajón que las niñas también le van a saltar encima a abrazarlo y darle besos en el cachete. No me vengan con sus amarillismos patillenses ahora, que ando sensible. 

Aquí está la evidencia: he sido cuchi, simpática, cómica y jodedora. No me le estoy regalando ofreciéndome en pelotas como las groupies. Estoy apelando a su sentido del humor. ¿Será que no entiende que estoy jodiendo? A ver, taima, no estoy jodiendo con lo de querer salir con él ¡hice un slogan de campaña y todo! pero quizás mis intenciones no están del todo claras. O sea, de cajón que la primera cita no va a ser a ver Bridget Jones, come on!

Si alguien tiene alguna sugerencia que pueda ayudarme a convertirme en la Primera Novia de este gran estado que es Miranda, favor manifestarse. Gracias.