lunes, 27 de junio de 2011

21 5 things I suck at


  • Matando bichos: si es una hormiguita, grillito, coquito o algo así, me da lástima y me parece realmente innecesario. Nótese el uso de diminutivos para provocar ternura en el lector. Si es una cucaracha, lanzo gente para que se los coman primero a ellos. Esto se lo pueden preguntar a Mariana Marval. Si es una mariposa de las marrones gigantes tamaño águila, despierto a mis hermanos para que la saquen del cuarto. Porque esas sí son very sneaky daughters of bitches. Nunca te enteras si entraron al cuarto hasta que las ves afilando los dientes para comerte en la esquina. Digo, si la naturaleza es tan sabia ¿no pudo prever que los humanos íbamos a construir apartamentos y aunque sea hacerlas blancas para que asustaran menos y se camuflaran con la pared?
  • Let go: no creo ser la única persona en el mundo pero de verdad como me cuesta olvidar a quienes me hicieron daño. Es un masoquismo insoportable.
  • Vistiéndome bien: lo primero que pasa es que me da ladilla crónica perder tiempo que pudiera usar durmiendo en seleccionar un outfit de pinga. Lo segundo, es que tengo cero estilo y menos ganas de desarrollarlo. Con el tiempo he aprendido que el marrón y el negro no combinan, que las rayas y los puntos nunca van juntos y que si los zarcillos son dorados lo demás no puede ser plateado. Pero that´s as far as I´ll go. Además, si estoy todo el día vestida equis con un blue jean y una camisita cualquiera logro más impacto cuando me arreglo para ir a matrimonios. Es como un efecto Waaaao y me gusta verle la cara a la gente. 
  • Siendo tolerante: hay gente que me provoca matar. No suavizo ninguna de las emociones que esas personas causan en mí, no las escondo bien, no las disimulo. Quizás no le diga exactamente qué es lo que me molesta (su existencia) pero no trato de ser cordial ni diplomática. Diplomática en comité, siempre. En la vida real mis nalgas. 
  • Acordándome de las letras de las canciones: soy una desgracia. Nadie canta más jeysolcito que yo en el carro. Lo que pasa es que no es en inglés machucado, no. Es cambiando las palabras de la canción por otras que para mí tienen todo el sentido del mundo. Ejemplos concretos hay varios, pero por ejemplo, si dice “tu amor” yo sustituyo por “tu color”. ¿Por qué? Porque rima y porque puedo. En un día normal, no me molesta. Es un handicap y ya. Los problemas vienen cuando mis amigos músicos organizan jammings y yo quiero cantar o cuando borrachos nos abrazamos todos y le gritamos a la bikini que no conoce el rumor. Cualquier vaina.

6 comentarios:

Chemi dijo...

Solo cinco!! jajaja, saliste barata!

Ira Vergani dijo...

Las mariposas marrones son enemigos que te pueden comer. Yo una vez llamé a mi hermano a la 1 am para que fuera a matar una que se había metido en mi cuarto (viviendo en casas distintas) y mi pánico fue tal que al pana no le quedó de otra que ir.

Ora dijo...

Yo cantaba: "Teresa está confundida" y era "debes estar confundida". Soy terrible para las letras de las canciones también.

Ora dijo...

(La canción de Los Amigos Invisibles que no me acuerdo cómo se llama, para variar)

La Nena dijo...

No eres la única a la que le cuesta el "LET GO"!

Mariale divagando dijo...

"La bikini no conoce el rumor"... Qué vaina tan buena! xD