viernes, 15 de julio de 2011

39


Propongo que brindemos. Levantemos nuestras copas y, solamente, brindemos.

Brindemos por Harry Potter. Por los Jolly Ranchers de patilla. Por todos los árboles de mango y de mamón que hay en esta ciudad. Brindemos por la sra. Deliciosa, la que me vendía los mangos verdes con adobo y vinagre en una bolsita paquita a la salida del metro de Los Dos Caminos. Brindemos por los perros que tenemos, que claramente merecen dueños mejores.

Brindemos por cinco noches deliciosas. Brindemos por lugares como Suka y El Teatro. Brindemos por el teatro, el arte y las ganas de hacerlo. Brindemos por Adele y por Shakira cuando andaba descalza. Brindemos por el rock. Por todo el rock. Brindemos por el terrorista suicida que en algún momento destruirá a Kesha. Brindemos por nuestros hermanos, por los bolsillos y por el fútbol. Brindemos por las familias que escogimos. Brindemos por La Sirenita y Toy Story.

Brindemos por El Padrino, Neruda y Antonio Skarmeta. Brindemos porque mi patronus sea un caballo o un tigre. Brindemos por Twitter y porque este país está lleno de personas de quien burlarse. Brindemos por Natalie Portman. Y por el ballet. Ahora brindemos por esas dos cosas juntas. Brindemos por los libros que nos hemos leído y sobretodo por los que nos leeremos.

Brindemos por los amigos que hacemos de grandes y por los hermanos que tenemos desde chiquitos. Brindemos por los que nos hacen unfollow cuando se dan cuenta de quiénes somos de verdad. Bridemos por los RTs recibidos. Brindemos por estas dos piernas y unos zapatos para bailar. Brindemos por los que no bailan pero se tripean la música. Brindemos por esos besos y por todos los que vendrán. Brindemos por las almohadas. Brindemos por las calcomanías peluditas que algún genio inventó y coleccionamos de chiquitas.

Brindemos por IMDB. Brindemos por las montañas rusas. Brindemos por las conversaciones que tenemos y por las que escuchamos. Brindemos por la mirada de mi mamá. Brindemos por Los Pupis. Brindemos por el prosecco, por el vino blanco, por el vino tinto y por la Vinotinto.  Brindemos por el turquesa. Brindemos por los regalos que hacemos y por los que nos dan. Brindemos por las cuerdas de una guitarra y los pañuelos de Steven Tyler.

Brindemos por los blue jeans, los Converse y por la gloria pasada de Aldo. Brindemos por Nos Vemos a la Salida y por entender pronto Google +. Brindemos por hoy, por ayer y por mañana. Brindemos por el pajarito que me despierta dándole a mi ventana con el piquito. Brindemos por los caracoles y la gente tenaz. Brindemos por los guayabos y mucho más por las sonrisas. Brindemos por la fama, los reencuentros,  los cronopios, Cortázar y mi sofá. 

4 comentarios:

Ana Cristina Sosa Morasso dijo...

ayyy, me encantó 39. Muy buenas vibras.

"Brindemos por las calcomanías peluditas que algún genio inventó y coleccionamos de chiquitas. "

carcajadas.

besos,
Ani

Chemi dijo...

Será necesaria una "pataelefante" para tantos brindis!! Listo!

Y más aún con el post duplicado! jaja

isaac dijo...

Ame esto.....

felix gabriel dijo...

"Por los Jolly Ranchers de patilla"... Definitivamente brindo por eso! (existe algún otro sabor?)